Costa Rica

República de Costa Rica




Lema: ¡Vivan siempre el trabajo y la paz!
Himno: Himno nacional de Costa Rica

Capital
(y ciudad más poblada)
San José
Escudo de la Ciudad de San José
Escudo de la Ciudad de San José

9°55′57″N 84°04′46″O / 9.9325111111111, -84.079580555556 Ver y modificar los datos en Wikidata
Idioma oficial Español
 • Hablados véase Lenguas de Costa Rica
Gentilicio Costarricense
Tico, -ca.
Forma de gobierno República presidencialista
 • Presidente Rodrigo Chaves
 • Vicepresidente primero Stephan Brunner
 • Vicepresidente segunda Mary Munive
Órgano legislativo Asamblea Legislativa de Costa Rica Ver y modificar los datos en Wikidata
Independencia
Declarada
Pacto de Concordia
I Imperio mexicano
Rep. Centroamérica
Estado Libre
I República
II República
del Imperio español
15 de septiembre de 1821
1 de diciembre de 1821
1 de julio de 1823
22 de noviembre de 1824
14 de noviembre de 1838
31 de agosto de 1848
8 de noviembre de 1949
Superficie Puesto 129.º
 • Total 51 179 km²[1]
 • Agua (%) 0,7 %
Fronteras 516 km
Línea de costa 1412 km
Punto más alto Cerro Chirripó
Población total Puesto 123.º
 • Estimación (2024) 5 327 387 hab.[2]
 • Censo (2022) 5 044 197 hab.[2]
 • Densidad (est.) 104,09 hab./km²
PIB (PPA) Puesto 87.º
 • Total (2024) Crecimiento USD 152 141 millones[3]
 • Per cápita Crecimiento USD 28 558[3]
PIB (nominal) Puesto 71.º
 • Total (2024) Crecimiento USD 96 058 millones[3]
 • Per cápita Crecimiento USD 18 030[3]
IDH (2022) Crecimiento 0,806[4]​ (64.º) – Muy Alto
Coeficiente de Gini 47,9 alto (2020)[5]
Moneda Colón (₡, CRC)
Huso horario Central: UTC-6
Código ISO 188 / CRI / CR
Dominio internet .cr
Prefijo telefónico +506
Prefijo radiofónico TEA-TEZ, TIA-TIZ[6]
Siglas país para aeronaves TI
Siglas país para automóviles CR
Código del COI CRC Ver y modificar los datos en Wikidata

    1 El Artículo 76 de la Constitución Política de la República de Costa Rica de 1949 solamente reconoce el español como idioma oficial del país.

Costa Rica, oficialmente República de Costa Rica, es un Estado soberano organizado como una república presidencialista unitaria compuesta por 7 provincias. Ubicado en Centroamérica, posee un territorio con un área total de 51 179 km². Limita con Nicaragua al norte, el mar Caribe al este, Panamá al sureste y el océano Pacífico al oeste. En cuanto a los bordes marítimos, colinda con Nicaragua, Colombia, Panamá y Ecuador.[7][8]​ Cuenta con 5 226 362 habitantes.[9]​ Su capital, centro político y económico es San José, y su idioma oficial es el español.[10]​ Su punto más austral es la Isla del Coco.

Con una sólida y longeva democracia, de entre las más funcionales del mundo,[11][12][13]​ y una eficaz capacidad de movilidad social, que le permite alcanzar un elevado progreso general en relación con la distribución y tamaño de su economía,[14]​ Costa Rica es el quincuagésimo país más rico del mundo según datos del Fondo Monetario Internacional y uno de los más estables de América,[15]​ obteniendo resultados generalmente favorables en todos los índices de desarrollo y competitividad.[16][17][18][19][20][21][22]​ Aunado a esto, posee diversas políticas a la vanguardia para la protección del ambiente[23][24][25]​ y es una nación desmilitarizada por voluntad propia desde 1948,[26]​ manteniendo un elevado nivel de prosperidad de acuerdo al Instituto Legatum,[27]​ y habiendo sido considerada la sociedad más feliz del planeta, durante más de una década, según New Economics Foundation.[28]

De forma paralela, el país actualmente afronta importantes retos en su desarrollo relacionados con su desgastada infraestructura vial y de transporte, las cuales presentan una complicada capacidad para mejorar a corto plazo; el déficit fiscal, la sostenibilidad y eficacia de su Estado benefactor, el estancamiento en el combate a la pobreza,[29]​ la tendencia al alza en sus tasas de delincuencia, desempleo y desigualdad; así como profundos problemas ecológicos relacionados con prácticas agrícolas nocivas, mala gestión de residuos y contaminación de cuerpos de agua.[30][31][32][33]

Toponimia[editar]

La creencia por parte de los conquistadores españoles de la existencia de una costa rica en oro es una de las teorías que explican el origen del nombre del país. A la izquierda, Playa Blanca en el parque nacional Cahuita. A la derecha, ranitas de oro de la cultura del Diquís, en el Museo del Oro Precolombino de San José.

El nombre «Costa Rica» para designar al territorio nacional apareció por primera vez en una cédula real fechada el 17 de diciembre de 1539[34]​ y enviada a la Audiencia de Panamá en 1543, en la que el rey español Carlos V otorgó un permiso especial a Diego Gutiérrez y Toledo para que realizase la conquista y colonización del territorio costarricense, que en adelante se denominó «Nuevo Cartago y Costa Rica».[35]

Acerca del porqué de este término, se han planteado dos hipótesis. La primera y más difundida es que este se encuentra en el arribo colombino al país. Cristóbal Colón llegó al actual territorio costarricense el 25 de septiembre de 1502, en su cuarto viaje.[35]​ Impresionado por la abundancia de la joyería y por los adornos de oro de los indígenas, Colón pensó que en estas tierras existían muchas riquezas. En los diarios escritos por Colón a los Reyes Católicos de España, describe en el territorio existía mucho oro, tema que recalcó en el documento 9, recopilado en el Libro copiador de Colón, llamado Carta de Jamaica. En dicho documento, Colón anota en su visita a la tierra de Cariay (actual Limón):

Llegué a tierra de Cariay, adonde me detuve á remediar los navíos y bastimentos, y dar aliento á la gente, que venía muy enferma. Yo que, como dije, había llegado muchas veces á la muerte, allí supe de las minas del oro de la provincia de Ciamba, que yo buscaba. Dos indios me llevaron á Carambaru, adonde la gente anda desnuda y al cuello un espejo de oro, mas no le querían vender ni dar á trueque. Nombrándome muchos lugares en la costa de la mar, adonde decían que había oro y minas; el postrero era Veragua...

Luego, más adelante:

... allí dicen que hay infinito oro, y que traen corales en las cabezas, manillas a los pies y á los brazos dello, y bien gordas; y de él, sillas, arcas y mesas las guarnecen y enforran. También dijeron que las mujeres de allí traían collares colgados de la cabeza á las espaldas.

Y finalmente:

... y es que yo vide en esta tierra de Veragua, la mayor señal de oro en dos días primeros que en la Española en cuatro años,...

Este importante hecho pudo influir en la posterior atribución del nombre de «Costa Rica» entre los exploradores españoles que ingresaron al territorio años después, para diferenciarla de la región de Veragua. Esa fama sobre las supuestas riquezas del país fue lo que impulsó a los aventureros a emprender otras exploraciones y sirvió de polo de atracción para los colonizadores e inmigrantes europeos. Se cree que para esa época, el nombre de Costa Rica se había difundido entre los exploradores españoles para designar el hasta ese momento inexpugnable territorio, basándose en lo expresado por Colón acerca de él.

La segunda hipótesis fue propuesta por parte de Dionisio Cabal Antillón, cuya premisa era que Costa Rica era la castellanización de una palabra indígena de origen huetar (a la llegada de los españoles, el grupo autóctono más numeroso del país) con que este pueblo designaba al país o a un asentamiento importante dentro de él. Según Cabal, Costa Rica derivaría de un huetarismo (un vocablo indígena), posiblemente Coquerrica, Coquerrique o Cotaquerrique, y que los españoles simplificaron bajo el término Costarrica, es decir, los españoles pronunciaban de esa forma, en su idioma, el nombre que los indígenas ya daban a su propio país, en forma similar como ocurrió con otros países americanos, como México (México-Tenochtitlan), Nicaragua (Nicarao) o Chile (Chili). Para sostener su hipótesis, Cabal sostenía que el caso de «Costarrica», con doble erre y en una sola palabra, era el mismo de otros topónimos huetares que se usan actualmente en el país: Tucurrique, Turrialba, Turrujal, Suerre, Siquirres, Curridabat, Aserrí, Ujarrás, y palabras de uso cotidiano como turruja, yigüirro, yurro, curré, etc.[36]​ No obstante, esta hipótesis ha sido considerada poco probable por no tener ningún fundamento lingüístico ni histórico en la cual basarse.[37]

Historia[editar]

Tiempos prehispánicos[editar]

En la arqueología de Costa Rica se distinguen tres áreas culturales específicas: la cultura de Nicoya (arriba a la izquierda, cerámica nicoyana), la Región Central y Atlántica (arriba a la derecha, metate de panel colgante) y la cultura del Diquís (abajo, esferas de piedra).

La evidencia más antigua de ocupaciones humanas en Costa Rica se asocia a la llegada de grupos de cazadores-recolectores alrededor de 12.200 años, con el hallazgo en el cantón de Siquirres de 66 asentamientos humanos, en donde se recuperaron elementos funerarios, petroglifos, basamentos de viviendas, calzadas, herramientas de piedra, alfarería, los cuales datan del Paleoíndio y que corresponden a la etnia cabécar, constituyéndose en el sitio arqueológico más antiguo de Centroamérica.[38]​ De 10 000 a 7000 años a. C. datan antiguas evidencias arqueológicas (fabricación de herramientas de piedra) localizadas en el Valle de Turrialba, con presencia de puntas de lanza tipo Clovis (norteamericana) y cola de pez (sudamericana).[39]​ La agricultura incipiente aparece hacia 5000 a. C., principalmente dada por tubérculos y raíces. Para el primer y segundo milenios a. C. ya existían comunidades agrícolas sedentarias, pequeñas y dispersas.[40]​ Hacia 2000-3000 a. C., aparece el uso más antiguo que se conoce de la cerámica, con fragmentos de ollas, vasijas cilíndricas, platones, tecomates y otras formas de vasijas, decoradas con técnicas como incisos o acanaladuras, estampados y modelados.[41]

Entre 300 a. C. y 500 d. C. hay un cambio de una organización tribal a una sociedad cacical, con la construcción de basamentos con cantos rodados, montículos, hornos, pozos de almacenamiento, y estatuaria. El maíz llega a consolidarse como el cultivo principal en algunas regiones, mientras que en otras se da un sistema mixto, además del uso de recursos costeros (pesca) y cacería.[42]​ En este periodo aparece la producción y uso de artefactos de jade y otras piedras verdes, metates ceremoniales, remates de piedra para bastones y cerámicas especiales, se inicia el uso de objetos de metal (cobre y oro).[43]​ Los llamados metates trípodes de panel colgante son una manifestación sobresaliente y única del arte precolombino costarricense, decorados con elementos animales y humanos. Su manufactura se inicia en la parte tardía de este periodo (0-500 a. C.).[44]​ Entre 300 y 800 d. C. aparecen los primeros cacicazgos complejos, con presencia de aldeas grandes y obras de infraestructura (basamentos, calzadas y montículos funerarios). Hay jerarquización de asentamientos, con aldeas principales y poblados secundarios, formación de linajes de poder hereditario y especialización de labores, con aparición de un cacique en la aldea principal y caciques secundarios en aldeas subordinadas.[45]

A partir de 800 d. C. y hasta la llegada de los españoles en el siglo XVI, se presentó un incremento en el tamaño y complejidad del diseño interno de las aldeas, y las diferencias regionales se acentuaron. La presencia de numerosos cementerios, simples y complejos, obras de infraestructura masivas, diversidad de bienes domésticos y suntuarios, desarrollo de orfebrería, intercambio regional y conflictos entre cacicazgos por territorios y recursos son elementos característicos de esta época. La jerarquización social incluye individuos principales como el cacique y el chamán, y el pueblo común formado por artesanos y agricultores. El oro substituyó al jade como símbolo de rango, en especial en las regiones Central y Diquís.[46]​ En la región del Valle del Díquis, se fabrican las esferas de piedra distintivas de la región, en el delta de los ríos Térraba y Sierpe, las cuales se postula que fueron utilizadas como símbolo de rango y marcadores territoriales. Otras obras de piedra incluyen figuras de bulto de formas humanas y animales, metates en forma de jaguar y estatuas antropomorfas.[47]​ Las zonas central, sur y atlántica del país tuvieron influencia sudamericana, debido a la presencia de grupos que hablan lenguas chibchas. La actual provincia de Guanacaste se convirtió en la frontera sur de Mesoamérica con la llegada de los chorotegas para el periodo comprendido entre los años 900 al 1000 d. C.[48]​ Los asentamientos humanos en la Costa Rica prehispánica cumplieron una función de puente cultural entre el Sur y el Norte del continente, y la orfebrería y la artesanía policromada en barro, tuvieron un amplio desarrollo y bellísimos resultados.[48]

Exploración y conquista - siglo XVI[editar]

La conquista de Costa Rica fue un proceso lento y dividido en dos etapas, que se prolongó por casi tres cuartos de siglo a causa de diversos factores. En la imagen, «El rescate de Dulcehe», de Tomás Povedano.

Cristóbal Colón llegó a la costa atlántica de Costa Rica el 25 de septiembre de 1502, en su cuarto viaje, visitando la isla Uvita (llamada Quiribrí por los indígenas y bautizada La Huerta por Colón), y el poblado de Cariay.[35]​ Según los diarios escritos por Colón, en el territorio existía mucho oro,[35]​ lo que impulsó a los aventureros a emprender otras exploraciones y sirvió de polo de atracción para los colonizadores. A las expediciones iniciales de Diego de Nicuesa y Alonso de Ojeda sobre el litoral atlántico, siguió la de Vasco Núñez de Balboa, quien descubrió el océano Pacífico en 1513 luego de atravesar el istmo de Panamá.[49]​ En 1519, Gaspar de Espinosa junto a Juan de Castañeda, Alonso Martín de Don Benito y Hernán Ponce de León descubrieron el golfo Dulce y el golfo de Nicoya.[50]Gil González Dávila recorrió el litoral Pacífico costarricense, arribó a Nicoya y continuó hacia Nicaragua, donde fue obsequiado ricamente por el cacique Nicarao.

Las riquezas encontradas por González Dávila hicieron que el gobernador de Panamá, Pedrarias Dávila, enviara una misión al mando de Francisco Hernández de Córdoba, quien bordeando el litoral Pacífico desembarcó en el río Grande de Tárcoles y fundó la Villa de Bruselas en 1524, siendo esta la primera población hispana en territorio costarricense.[51]​ En 1534 Felipe Gutiérrez obtuvo permiso para conquistar la Gobernación de Veragua y en 1538, Hernán Sánchez de Badajoz se convirtió en adelantado y mariscal de Costa Rica, fundó la efímera ciudad de Badajoz en Talamanca y el puerto de San Marcos. En 1540, Diego de Gutiérrez recorrió el litoral caribeño hasta llegar al río San Juan. Fundó las poblaciones de Santiago y San Francisco en el territorio de Cartago. Apresó luego a los caciques Camaquire y Cocorí para pedir recompensa (a pesar de que fue bien recibido por los aborígenes), y tras internarse en las llanuras de Santa Clara para salir a la Cordillera Central, fue emboscado y murió. Tras esto, no hubo más expediciones al país por un lapso de diez años.[51]

En enero de 1561, Juan de Cavallón recorrió Nicoya y entró en el Valle Central, donde fundó Castillo de Garcimuñoz, la primera población del Valle Central. A Juan de Cavallón se le considera como el primer conquistador ibérico de Costa Rica,[51]​ si bien no pudo ejercer un control absoluto de la población indígena y se vio envuelto en una lucha contra el cacique Garabito, rey de los huetares, para poder adquirir víveres. El reino de Garabito se extendía desde el río Virilla hasta las costas del Pacífico (Jacó y Tilarán) y desde la cordillera Volcánica Central hasta el río San Juan, y su influencia en el país era enorme, aun entre sus enemigos los chorotegas, que controlaban Nicoya. Garabito, símbolo de la resistencia huetar, no se enfrentó abiertamente a los españoles, sino que usó tácticas de guerrilla, con emboscadas e incursiones rápidas en los campamentos y las poblaciones españolas.[52]

En 1562, Juan Vázquez de Coronado recorrió los cuatro costados del territorio costarricense y participó en dos expediciones, la primera, penetrando en Nicoya desde Nicaragua, hasta Garcimuñoz, luego Quepos y Coto, en el Pacífico Central. Fue nombrado alcalde mayor de Costa Rica y Nueva Cartago ese año.[53]​ En la segunda expedición, recorrió la desembocadura del río Grande de Térraba hasta la cordillera de Talamanca, llegó a las llanuras del Caribe y luego a Garcimuñoz, la cual trasladó al Valle del Guarco en 1564 y renombró como Cartago.[54]​ A Vázquez de Coronado se le conoce como el verdadero conquistador de Costa Rica por el papel pacificador que desempeñó al lado de los indígenas, ganándose su confianza y adhesión, empleando el diálogo en lugar de la violencia y entablando amistad entre españoles y aborígenes, además de que fue el que tuvo un mayor conocimiento del territorio costarricense.[55]​ Más tarde, fue nombrado gobernador y adelantado de la provincia de Costa Rica, pero no asumió el cargo al morir en el naufragio de su nave en 1565. Con su ausencia, los soldados españoles iniciaron la represión de los indígenas,[53]​ que se alzaron en todo el país y sitiaron Cartago en 1566,[54]​ por lo que se nombró a un nuevo gobernador, Perafán de Rivera, quien liberó Cartago en 1568, y un año después, sometió a encomienda a los indígenas y repartió la tierra entre los conquistadores, iniciando de este modo el periodo colonial.[56]

Período virreinal (1573-1821)[editar]

Mucho del legado virreinal español en Costa Rica subsiste en sus ermitas e iglesias que datan de ese periodo. Arriba, Iglesia colonial de Nicoya (1644), la tercera más antigua del país; a la derecha, Iglesia colonial de Orosi (1743), declarada monumento nacional; abajo, a la izquierda, ruinas de la iglesia de la Inmaculada Concepción de Ujarrás, construida entre 1686 y 1693, en Paraíso de Cartago; a la derecha, ruinas de la parroquia de Santiago Apóstol en Cartago, Patrimonio Cultural de Costa Rica. Cartago fue la capital de Costa Rica desde la fundación de la ciudad, en 1563, hasta 1823.

Costa Rica fue desde 1574 la dependencia más austral de la Capitanía General de Guatemala, parte del Virreinato de Nueva España, situación en la que permaneció hasta su independencia. La lejanía de la ciudad de Guatemala, el reducido número de oficiales del gobierno y de representantes de la Iglesia, y su carencia de riquezas agrícolas o mineras, provocaron que se encontrara en total abandono por parte de las autoridades españolas, lo cual facilitó que se desarrollara con mucha mayor autonomía que otras provincias de Centroamérica. El interés relativo que mostraron los colonizadores ibéricos hacia esta región modificó algunas de las situaciones características que se dieron en otras naciones, dotando a Costa Rica de algunas peculiaridades. Algunos estudiosos sostienen que parte de la idiosincrasia nacional se formó durante esta época virreinal,[57]​ en donde las privaciones de tipo material eran el común para todos y al no haber una fuerte mano de obra indígena y africana, tanto el gobernador Provincial como el más humilde de los campesinos, esclavos y amerindios, tenían que velar cada cual por su sustento y por el de sus familias, creándose así una sociedad más igualitaria y menos regida por castas. Otros estudios demuestran que en la Costa Rica colonial, y sobre todo, a partir del siglo XVII, se empezó a cimentar una marcada diferenciación social, con una élite comercial y terrateniente que manejaba a antojo los hilos de la economía y la política interna.[57]

Reproducción de una pintura del presbítero Florencio del Castillo, diputado por Costa Rica y Nicoya en las Cortes de Cádiz en 1812, realizada en 1832 por Francisco López. Ubicada en la Universidad Benito Juárez, Oaxaca, México.

Con el fin de concentrar a una población cada vez más dispersa, las autoridades civiles y eclesiásticas ordenaron la fundación de iglesias, oratorios y parroquias en el Valle Central: Villa Vieja (1707, actual Heredia); Villa Nueva de la Boca del Monte (1738, actual San José); Villa Hermosa (1782, actual Alajuela). En el Pacífico, Esparza (Costa Rica) fue la ciudad más importante, que se fue despoblando por los ataques piratas, por lo que mucha población se trasladó hacia el valle de Bagaces, dando lugar a la población de Cañas en 1751. Hacia la segunda mitad del siglo XVIII, se inició la actividad en el puerto de Puntarenas, principalmente para comerciar tabaco, pero no fue declarado oficialmente puerto hasta 1814. En Nicoya, la actividad ganadera con Nicaragua permitió una fuerte influencia de esa provincia en toda la región hasta el valle del Tempisque, la cual, sin embargo, contaba con una población dispersa, por lo que en 1769 se fundó una ermita en un importante cruce de caminos, que dio lugar a la ciudad de Liberia.[58]

La rebelión de Pablo Presbere según el Álbum de Figueroa.

En 1812, siendo gobernador Tomás de Acosta y Hurtado de Mendoza, se nombra al presbítero Florencio del Castillo como diputado a las Cortes de Cádiz por la provincia de Costa Rica y el Partido de Nicoya, esto por la exigua población de ambas dependencias como para nombrar un representante cada uno. Durante este periodo, se introduce el café en el Valle Central, el cual será vital para el futuro desarrollo del estado luego de la independencia.

Independencia y República: Estado Patriarcal (1821-1848)[editar]

Juan Mora Fernández, primer jefe de Estado. De su tino como gobernante responde el periodo de tranquilidad y progreso que caracterizaron a Costa Rica entre 1824 y 1833.

Costa Rica se independizó del Imperio español el 15 de septiembre de 1821, junto al resto de la Capitanía General de Guatemala. Después de recibir el pronunciamiento de la ciudad de León, establecido en el «Acta de los Nublados»[59]​ el ayuntamiento de Cartago emitió el acta del 29 de octubre, declaró la independencia y, el 1 de diciembre, una Junta de Legados promulgó el Pacto de Concordia, la primera Constitución, en la que constituyó su propia forma de gobierno, a cargo de una Junta Superior Gubernativa, se reconocieron los derechos civiles de los habitantes, se abolió la esclavitud y se proclamó la libertad de comercio.[60]​ Costa Rica formó parte de la República Federal de Centroamérica (1823), pero su participación (1823-1842) fue bastante marginal. Costa Rica buscó solucionar sus problemas por sí misma: para 1825, contaba con su propia moneda, jefe de Estado, Asamblea Legislativa y Corte Suprema de Justicia. Entre 1825 y 1833, mientras la República Federal se debate en la anarquía política y la guerra civil (1826-1829), Costa Rica vive un periodo de relativa estabilidad política. El Estado ganó territorio con la anexión del Partido de Nicoya al país, el 25 de julio de 1824, pero también perdió con la ocupación de Bocas del Toro de 1836 por la República de la Nueva Granada.

Braulio Carrillo Colina. Por su obra monumental, se le reconoce como el «Arquitecto del Estado Costarricense»

El 3 de marzo de 1823, se formó el primer Congreso con diputados de las cuatro ciudades principales del Valle Central. Los localismos llevaron a un enfrentamiento por el poder entre las ciudades conservadoras de Cartago y Heredia, partidarias de unirse al Primer Imperio Mexicano, y las ciudades liberales y republicanas de San José y Alajuela. La batalla de Ochomogo (5 de abril de 1823) resultó en la victoria de los republicanos, dirigidos por Gregorio José Ramírez, y el traslado de la capital a San José.[60]​ Ramírez devolvió el poder a los pocos días, y se nombró una nueva Junta Gubernativa que gobernó hasta 1824, año en que se nombró al primer jefe de Estado, Juan Mora Fernández (1824-1833), josefino liberal con amplia experiencia administrativa, bajo cuyo gobierno se introdujo la imprenta, se estableció la primera casa de moneda y se reorganizó la Casa de Enseñanza de Santo Tomás, considerada la primera universidad de Costa Rica; se promulgó una nueva constitución, la Ley Fundamental del Estado Libre de Costa Rica (1825), así como la Ley Aprilia, que daba autonomía al país dentro de la República Federal.[61]

José María Castro Madriz, primer presidente y fundador de la república.

A Mora le sucedió José Rafael de Gallegos en 1833, en cuyo gobierno entró en vigencia la Ley de la Ambulancia, que rotaba la capital del país entre las cuatro principales ciudades del Valle Central.[62]​ Esta ley fue derogada por su sucesor, Braulio Carrillo (1835-1837, 1838-1842), lo que detonó la Guerra de la Liga, la segunda guerra civil de Costa Rica, en la que la victoria josefina afianzó a la ciudad como capital.[63]​ Carrillo impuso el orden del país: fortaleció las instituciones públicas, creó el pago de impuestos, impulsó el cultivo del café, promulgó la Ley Contra la Vagancia y el respeto a las autoridades. Derrotado por Manuel Aguilar Chacón en las elecciones de 1837, Carrillo lo derrocó en 1838. En su segundo mandato, estableció códigos en materia penal, civil y de procedimientos, fundamentales para el país, y promulgó el Decreto de Bases y Garantías, en el cual se proclamó Jefe Vitalicio.[63]​ El 15 de noviembre de 1838 separó al país de manera definitiva de la República Federal y lo proclamó estado libre, soberano e independiente.[63]​ En 1842, los adversarios políticos de Carrillo convocaron al país a Francisco Morazán, quien lo derrocó. Morazán intentó usar a Costa Rica como base militar para reconstruir la República Federal, disuelta en 1839, por lo que fue depuesto y fusilado en San José el 15 de septiembre de 1842.[64]​ Le sucedió José María Alfaro (1842-1844, 1846-1847),[65]​ y tras él Francisco María Oreamuno (1844-1846), primer jefe de Estado electo por sufragio directo.

En 1847 fue elegido José María Castro Madriz (1847-1849, 1866-1868), doctor en leyes que llegó a ocupar la presidencia de los tres poderes de la República. Hombre culto, propició la educación de la mujer, la libertad de prensa y la gestión para crear la primera diócesis en Costa Rica en 1850, con monseñor Anselmo Llorente y Lafuente como el primer obispo de Costa Rica. El 31 de agosto de 1848 promulgó una nueva constitución en la que declaró a Costa Rica como nación soberana e independiente de cualquier otro estado, nombrándola definitivamente como República de Costa Rica. El 29 de septiembre de 1848 dotó al país de la primera bandera tricolor, obra de su esposa, Pacífica Fernández, y las bases del actual escudo. La Constitución de 1848 estableció un Poder Ejecutivo fuerte frente al Legislativo, permitiendo al país agilidad para nombrar funcionarios públicos, acelerando la centralización del poder y abriendo camino al país para su conversión hacia un Estado moderno.[65]

Estado Oligárquico (1840-1870)[editar]

Arriba, a la izquierda, Juan Rafael Mora, segundo presidente y héroe nacional. A la derecha, Monumento Nacional de Costa Rica. Abajo, los héroes nacionales Juan Santamaría y Francisca Carrasco Jiménez. La Campaña Nacional de 1856-1857 es la culminación del proceso de consolidación de la independencia y el inicio de la formación de la identidad nacional.

En 1849 ascendió al poder Juan Rafael Mora Porras (1849-1859), bajo cuya administración el país presentó un gran auge económico y social, secundario al establecimiento de un modelo agroexportador basado en el café, lo que permitió la formación y fortalecimiento de una oligarquía cafetalera de gran influencia sobre los asuntos del estado. La bonanza económica permitió que se importaran nuevas tecnologías, se abrieran vías de comunicación, se mejoraran los caminos y puertos y se fortaleciera el poder central del Estado, eliminándose los localismos. Durante este período se modernizaron las fuerzas armadas y se construyeron importantes obras de infraestructura pública, como el Palacio Nacional, el Hospital San Juan de Dios, el edificio de la Universidad de Santo Tomás, la primera Facultad de Medicina, el primer banco nacional, el primer teatro y la Fábrica Nacional de Licores. Es también cuando se dio por concluida la delimitación de la frontera con Nicaragua mediante el Tratado Cañas-Jerez y se compuso la música del actual Himno Nacional, obra de Manuel María Gutiérrez Flores.[66][67]

Campaña Nacional de 1856 - 1857[editar]

La mayor amenaza a la estabilidad política y cultural del país se vivió durante el ascenso al poder en la vecina Nicaragua del filibustero estadounidense William Walker, quien arribó a Nicaragua durante la guerra civil de ese país y quien se hizo nombrar presidente, tras lo cual emitió un decreto de colonización y otro de esclavitud. Su presencia significaba un peligro para integridad territorial de Costa Rica, principalmente por sus pretensiones sobre la vía del tránsito por el río San Juan, por lo que el presidente Mora llamó a las armas al pueblo costarricense. El ejército marchó hacia Nicaragua el 4 de marzo, con 4000 efectivos bajo el mando de José Joaquín Mora Porras, hermano del presidente, y del general José María Cañas. A la victoria costarricense en la Batalla de Santa Rosa el 20 de marzo de 1856, siguió el enfrentamiento en Rivas, Nicaragua, el 11 de abril de 1856, batalla cruenta y larga, con grandes pérdidas para ambos bandos y muchas muestras de heroísmo: la más recordada es la del soldado alajuelense Juan Santamaría.[68]

Tras la victoria de Rivas, el ejército costarricense se vio obligado a replegarse de la ciudad ante la aparición de la epidemia de cólera morbus, que terminó costando la vida a 10 000 costarricenses (el 10% de la población nacional en esa época), al dispersarse la infección con el regreso del ejército al país. No fue sino hasta 1857 cuando Costa Rica volvió a entrar en la guerra, ahora aliada con el resto de los ejércitos centroamericanos, con la decisiva Campaña de la Vía del Tránsito, en la cual toma el río San Juan para cortar la ruta de aprovisionamiento de los ejércitos filibusteros, obligando a Walker a rendirse el 1 de mayo de 1857. El epílogo de la Campaña Nacional fue sangriento: en 1859, Mora fue derrocado y exiliado por sus enemigos políticos. En 1860, intentó recuperar el poder por la fuerza. Derrotado en la batalla de La Angostura, fue fusilado, junto al general Cañas, en la ciudad de Puntarenas.[68]

La caída de Mora trajo un periodo de inestabilidad política donde dominaron los militares, encabezados por los generales Máximo Blanco y Lorenzo Salazar, que colocan y quitan a los gobernantes de acuerdo a los intereses propios y de la oligarquía económica. A Mora le sucedieron José María Montealegre Fernández (1859-1863), Jesús Jiménez Zamora (1863-1866 y 1868-1870) y José María Castro Madriz (1866-1868). Durante este periodos se dan algunos hitos como la fundación del Banco Anglo Costarricense (1864), la creación de la primera línea de telégrafos (1866) y la declaración de la educación básica como gratuita y obligatoria. En 1868, Jiménez logró apartar del poder a los militares Blanco y Salazar, pero a su vez él sería derrocado en 1870 por Tomás Guardia Gutiérrez.

Estado liberal (1870 - 1940)[editar]

De izquierda a derecha y de arriba abajo: Tomás Guardia, Próspero Fernández, Bernardo Soto, Cleto González Víquez, Ricardo Jiménez y Alfredo González Flores. Las ideas liberales estaban vinculadas al pensamiento de la época de modernización y progreso, y su importancia radicó en que muchas de las características actuales del Estado costarricense se definieron en este periodo.

La transformación del estado inició bajo la dictadura de Tomás Guardia Gutiérrez (1870-1882), seguido de los gobiernos de Próspero Fernández (1882-1885) y Bernardo Soto (1885-1889), con la introducción del liberalismo, que se profundizó en todos los aspectos de la vida nacional, desde el económico hasta el cultural y educativo. Se expandió la administración pública, las instituciones maduraron y se consolidaron, y se configuró un círculo de políticos e intelectuales de orientación reformista, con el propósito de modernizar el Estado y la sociedad. Se promulgó una nueva Constitución en 1871, nuevos códigos penales, civiles y fiscales, se introdujo el matrimonio civil y el divorcio, se secularizaron los cementerios, se inauguró el registro de nacimientos y defunciones, se estableció la educación secular gratuita y obligatoria, se hicieron cambios en el sistema de salud y se abolió la pena de muerte. Las ideas liberales definieron el país en lo económico, social e institucional. El Estado se volvió garante y protector de los más preciados valores de la sociedad burguesa: la propiedad y la libertad, al mismo tiempo que se daba la separación entre Estado e Iglesia. En lo económico, se caracterizó por una economía agro-exportadora basada en el bicultivo café-banano.[69]​ El país crece económicamente, se fundan bancos de capital nacional y se establece el colón como moneda nacional (1900). La construcción del ferrocarril al Atlántico (1870-1890) y del ferrocarril al Pacífico (1897-1910) permitieron el crecimiento demográfico y la diversificación cultural con la llegada de inmigrantes jamaiquinos, chinos, italianos y otros, así como el establecimiento en el país de la United Fruit Company, cuya presencia tendrá peso importante durante la primera mitad del siglo XX.

En 1889, un intento de desconocer la victoria electoral de José Joaquín Rodríguez Zeledón provocó el levantamiento popular del 7 de noviembre, considerado como el origen de las prácticas democráticas en Costa Rica. La democracia, tras las administraciones autoritarias de Rodríguez y Rafael Iglesias (1894-1902) experimentó avances importantes. El voto directo se introdujo en 1913 y el sufragio secreto entre 1925 y 1927, a pesar de lo cual existieron irregularidades en las urnas y pactos secretos. En 1917, el gobierno reformista del presidente Alfredo González Flores (1914-1917) fue derrocado por Federico Tinoco (1917-1919), cuya dictadura fue depuesta en 1919 tras un movimiento cívico, victoria que aceleró la decadencia del ejército, como se vio reflejado en la guerra de Coto contra Panamá en 1921.

La presidencia, durante las primeras cuatro décadas del siglo XX, fue dominada por Cleto González Víquez (1906-1910 y 1928-1932) y Ricardo Jiménez Oreamuno (1910-1914, 1924-1928 y 1932-1936). La crisis económica mundial de 1929 y la diversificación capitalista de la economía trajo consigo conflicto social, lo que dio cabida al nacimiento de partidos políticos no tradicionales de corte socialista, como el Partido Reformista (1923) de Jorge Volio y el Partido Comunista (1931) de Manuel Mora Valverde. El malestar social se vio reflejado especialmente con la huelga de brazos caídos de 1934 contra la United Fruit Company. La economía no empezó a recuperarse sino hasta 1936, con el financiamiento de gran cantidad de obras públicas durante el gobierno de León Cortés Castro (1936-1940), sin embargo, el estallido de la Segunda Guerra Mundial, con el cierre del mercado europeo, reorientó la exportación nacional hacia los Estados Unidos.

Estado Reformista (1940 - 1948)[editar]

Manuel Mora, Monseñor Sanabria y Calderón Guardia, los reformistas de la década de 1940.

Las luchas de los trabajadores por mejorar sus condiciones de vida y laborales obtuvo su fruto en 1940, cuando el presidente Rafael Ángel Calderón Guardia emprendió un ambicioso proyecto de reformas sociales, con el apoyo de la Iglesia católica, en la figura de su arzobispo Víctor Manuel Sanabria Martínez, y del líder comunista Manuel Mora Valverde, lo que permitió la promulgación de las Garantías Sociales en la Constitución Política y el Código de Trabajo, así como la creación de la Universidad de Costa Rica, la Caja Costarricense del Seguro Social y la Orquesta Sinfónica Nacional.[70]​ Además, se dio la firma el Tratado de límites Echandi Montero-Fernández Jaén,[71]​ que delimita la frontera con Panamá.

La alianza entre Calderón y los comunistas significó una polarización de la política costarricense, puesto que, si bien sentó las bases del estado de bienestar, agitó la inestabilidad política.[72]​ Hubo también un creciente malestar entre un grupo de importantes capitalistas que adversaban las reformas sociales de Calderón. Los cambios geopolíticos tras 1945, con el fin de la Segunda Guerra Mundial y el inicio de la Guerra Fría, produjo un aumento del interés de los Estados Unidos en la región por la creciente presencia de guerrillas izquierdistas, pero Costa Rica fue uno de los pocos países del mundo donde la democracia no colapsó en la década de 1930, y donde el partido comunista permaneció legal y exitoso en las urnas, una excepción en Centroamérica.[72]​ Existió, sin embargo, un deterioro en la confianza en el sistema electoral por prácticas fraudulentas, y la oposición anticalderonista acusó la victoria del progobiernista Teodoro Picado en 1944 como fraude.[73]​ En un discurso radiofónico dado el 8 de julio de 1942, José Figueres Ferrer denunció actos irregulares y corruptelas por parte del gobierno, razón por la cual se le expulsó del país, al que volvió en 1944. Durante su exilio, Figueres ganó aliados que le permitieron la adquisición de armas y la formación de un ejército rebelde.[74]

Guerra Civil de 1948[editar]

Fusil y casco utilizados durante la guerra civil de Costa Rica de 1948. Museo Nacional de Costa Rica.

La Guerra Civil de Costa Rica fue desencadenada primordialmente por la nulidad de las elecciones de 1948,[75]​ con el fin de defender la transparencia del sufragio frente a un supuesto fraude, aunque realmente las causas son diversas y complejas, con causas internas[76]​ y externas[77]​ que se venían gestando a lo largo de una década. Es la última guerra civil de la historia costarricense, y la última vez que se interrumpió el gobierno constitucional en la historia del país.

La campaña electoral de 1948 se efectuó bajo un clima de extrema polarización.[78]​ Las elecciones, por primera vez en la historia dirigidas por un tribunal electoral,[79]​ favorecieron claramente al candidato de la oposición Otilio Ulate Blanco,[80]​ pero el bando perdedor denunció un supuesto fraude.[81]​ El Congreso de la República, con diputados republicanos y comunistas como mayoría, fue convocado a sesiones extraordinarias el día 1 de marzo. Al final de una acalorada sesión, se declararon nulas las elecciones presidenciales, pero, paradójicamente, no las elecciones de diputados.[79]

El 12 de marzo, Figueres se alzó en armas en su finca «La Luchaa l frente del Ejército de Liberación Nacional. En poco tiempo, sus fuerzas derrotaron al Ejército oficial y tomaron las ciudades de Cartago y San Isidro del General, preparándose para enfrentar a las milicias progubernamentales en San José, los llamados «mariachis» Puerto Limón fue tomado por asalto por la Legión del Caribe, que con anterioridad había bombardeado con avionetas puntos estratégicos de la ciudad.[82][83]​ Los comunistas participaron en la lucha armada como aliados del gobierno de Picado y los calderonistas, pero se retiraron después de que Figueres y Manuel Mora acordaran un pacto para mantener las garantías sociales. El cuerpo diplomático del gobierno se reunió con Figueres en Cartago, quien pidió la rendición incondicional, pero Picado rechazó la propuesta. Una segunda reunión en la embajada de México logró la firma de un pacto para poner fin a las hostilidades.[83]​ El 20 de abril de 1948, Picado entregó el poder a Santos León Herrera, y el 27 de abril, José Figueres entró victorioso a la ciudad capital. Calderón Guardia es exiliado en Nicaragua y luego en México.[83][82]​ La Guerra civil se peleó entre el 12 de marzo y el 19 de abril de 1948, y se calcula que hubo unos 4000 muertos en todo el país.[84]

Segunda República y Estado Benefactor (1949-1979)[editar]

José Figueres Ferrer en el acto simbólico de la abolición del ejército de Costa Rica (Dec 1948).

Tras la guerra, se organizó una junta que asumió los poderes Ejecutivo y Legislativo hasta 1949, encabezada por José Figueres Ferrer. Durante los dos años siguientes, se inició un vasto programa de cambio institucional: se abolió el ejército (1 de diciembre de 1948), se nacionalizó la banca, se fortalecieron las reformas sociales, se integró el Tribunal Nacional Electoral, se concedió el derecho al sufragio a las mujeres y a la población afrocaribeña. La redacción de la actual Constitución Política en 1949 marcó el nacimiento de la Segunda República.

La histórica erupción del volcán Irazú en 1963.
La segunda mitad del siglo XX se caracterizó por la creación de instituciones estatales como los CEN-CINAI.

El panorama internacional estuvo enmarcado por la guerra fría, donde el país practicó una política internacional más activa, cercana a los Estados Unidos (ruptura con Cuba de 1961), pero a su vez, crítica con el apoyo de ese país a las dictaduras militares en América Latina.[85]​ El panorama político interno también tuvo periodos de inestabilidad: intentos de invasión por parte de partidarios del expresidente Calderón Guardia en 1948 y 1955, así como un fallido intento de golpe de Estado en 1949. Luego de 1950, hubo persecuciones y exilio para comunistas y calderonistas. Una amnistía general fue promulgada por gobierno de Mario Echandi Jiménez (1958-1962), pero aun así hubo conflictos por la concentración de las tierras agrícolas en pocas manos, así como un crecimiento de la migración rural hacia las ciudades. El 24 de abril de 1970, miles de estudiantes y trabajadores apedrearon la Asamblea Legislativa por el traspaso de tierras a la transnacional Alcoa, de carácter minero. Desde 1948, dos bandos oscilaron en el poder: el bando figuerista, representado por el Partido Liberación Nacional, y el bando calderonista representado por distintos partidos y coaliciones entre ellos el Partido Unión Nacional, Partido Unificación Nacional, Coalición Unidad y Partido Unidad Social Cristiana. A partir de la fundación del PUSC en 1983 se gestó el sistema bipartidista costarricense que imperó desde entonces hasta 2002, donde los dos partidos mayoritarios y oscilantes en el poder, el PLN y el PUSC, hegemonizaron la política nacional.

Crisis económica de 1980 y cambio del modelo de desarrollo (finales del siglo XX)[editar]

La década de 1980 estuvo marcada por una fuerte crisis económica, agudizada en el gobierno de Carazo (arriba, izquierda). Esto significó el inicio de una serie de políticas iniciadas en el gobierno de Monge (arriba, centro), y profundizadas en el primer mandato de Arias (arriba, derecha), Calderón (abajo, izquierda), Figueres (abajo, centro) y Rodríguez (abajo, derecha). En 20 años, Costa Rica cambió su modelo agroexportador por una economía diversificada y de servicios, apostando por la reducción del Estado, con resultados diversos.

El país experimentó una fuerte crisis económica durante la década de 1980, motivada por múltiples factores tanto internos como externos.[86][87]​ Esto produjo malestar social, con actos violentos en 1981, y protestas y huelgas en 1983 y 1985.[88]​ El gobierno de Rodrigo Carazo (1978-1982) firmó dos acuerdos con el Fondo Monetario Internacional, pero sus recomendaciones, de ideología neoliberal, implicaban costos sociales inaceptables, por lo que se declaró una moratoria en el pago de la deuda y el gobierno rompió con el FMI.[89]​ La deuda externa se incrementó pero el sistema político no colapsó.[90]Luis Alberto Monge Álvarez (1982-1986) estabilizó la economía cambiando el modelo económico, a lo que se sumó la aprobación de la Iniciativa para la Cuenca del Caribe por parte de Estados Unidos, así como el aporte económico de la Agencia Internacional para el Desarrollo (AID), casi 1300 millones de dólares entre 1982 y 1990.[90]​ La intención de Ronald Reagan de militarizar el país para enfrentar la revolución sandinista en Nicaragua motivó que Monge declarara la Ley de Neutralidad Perpetua (1984), con un masivo apoyo popular,[88]​ e hizo que el eje de política exterior de Óscar Arias Sánchez (1986-1990) fuese la pacificación de Centroamérica.[91]​ La política militar de Reagan en Centroamérica fracasó y en 1987, Arias recibió el Premio Nobel de la Paz luego de la firma del Acuerdo de Esquipulas por los cinco presidentes de Centroamérica.[91]​ Los cambios producidos con la desintegración de la Unión Soviética (1989) hicieron que Estados Unidos perdiera interés en Centroamérica, lo que llevó a una reducción en la ayuda estadounidense a Costa Rica, en parte compensado por el alza en la inversión extranjera directa, que alcanzó los 542 millones de dólares en 2004.[92]

El modelo neoliberal se profundizó en los gobiernos subsiguientes (Óscar Arias, 1986-1990; Rafael Ángel Calderón Fournier, 1990-1994; José María Figueres Olsen, 1994-1998; Miguel Ángel Rodríguez, 1998-2002), con políticas de reducción del apoyo estatal a los productores agrícolas, la firma del Pacto Figueres-Calderón para acelerar el ajuste neoliberal y reducir las funciones del Estado,[93]​ firma de programas de ajuste estructural con el Banco Mundial y el FMI,[94]​ e intentos de privatizar activos estatales, como el ICE.[95]​ Estos cambios causaron fuertes protestas por parte de campesinos y agricultores (1987), alza del empleo informal y la deserción estudiantil, y el aumento de la pobreza (27 a 32% entre 1990 y 1991, con una breve recuperación económica y reducción de la pobreza en 1994-2005);[93][96]​ 89 paros y huelgas entre 1990 y 1993, protestas de la ciudadanía y vastas manifestaciones populares, como el movimiento nacional de protesta en 2000, con bloqueos de vías, paros laborales y actos de desobediencia civil que obligaron al gobierno a retirar dicho proyecto.[94]

Para finales del siglo XX, Costa Rica se transformó económicamente: diversificó su economía con productos no tradicionales, la llegada de empresas de alta tecnológica encabezadas por la transnacional Intel (1996),[97]​ la promoción del ecoturismo aprovechando la excepcional biodiversidad del país,[98]​ y una economía basada en el sector servicios. Se fortalecieron los derechos civiles con la creación de la Sala Constitucional (1989) y la Defensoría de los Habitantes (1992), y el Estado acrecentó las oportunidades de segmentos específicos de la población,[99]​ mientras que el giro hacia el mercado incrementó el número de entes privados en los campos de educación, salud y seguridad.[100]​ En lo político, el ascenso del neoliberalismo desarticuló las vanguardias sociales y culturales del país, a lo que se sumó el desgaste del sindicalismo y las disputas internas de los partidos de izquierda,[101]​ lo que significó un deterioro de los derechos laborales.[102]​ Sin embargo, la impugnación del neoliberalismo resultó electoralmente ventajoso, lo que propició el ascenso de nuevos partidos políticos que tendrán un papel protagónico a inicios del siglo XXI.[99]

El nuevo milenio - siglo XXI[editar]

En la foto, el dos veces presidente y Premio Nobel de la Paz Óscar Arias con el presidente de Estados Unidos Barack Obama, el presidente de Brasil, Lula da Silva, y el presidente de República Dominicana, Leonel Fernández, en la recepción de la V Cumbre de las Américas en 2009.

La Costa Rica del siglo XXI plantea grandes desafíos para el pueblo costarricense y sus gobernantes, con cuestionamientos a su modelo democrático. Al desgaste del bipartidismo, potenciado por escándalos políticos y de corrupción, se ha sumado una larga crisis de gobernabilidad nacional, cuestionamientos a las políticas usadas en temas como ambiente, infraestructura,[103][104]​ derechos humanos, seguridad ciudadana,[105]​ el incremento del crimen organizado, problemas en servicios de salud, empleo, vivienda, y crisis en finanzas de instituciones públicas,[106]​ lo que ha desembocado en el desencanto de los ciudadanos. Esto ha impulsado el surgimiento de nuevas organizaciones políticas, lo que se ve reflejado en una conformación multipartidaria de la Asamblea Legislativa, que ha sido la tónica desde 2002; es necesario acudir a una segunda ronda para elegir al presidente en las elecciones de 2002, 2014 y 2018, algo inédito hasta el momento; en 2006, Óscar Arias (2006-2010) accedió a su segundo mandato al ganar las elecciones por apenas un 1% de los votos válidos a su contendiente Ottón Solís del PAC, en una elección muy polarizada con alto abstencionismo,[107]​ situación que se volverá a reflejar en el referéndum sobre el TLC con Estados Unidos (2008);[108]​ en 2010, es electa por primera vez una mujer como mandataria (Laura Chinchilla Miranda, 2010-2014), y en 2014, por primera vez desde 1948, es elegido un gobernante proveniente de una fuerza política distinta al PLN o el PUSC (Luis Guillermo Solís del PAC, 2014-2018).

A la izquierda, diputados, ministros e invitados a la entrega del informe de labores de la presidenta Laura Chinchilla Miranda el 1 de mayo de 2012. A la derecha, protestas sindicales en San José ese mismo día.

El país se vio afectado por la Crisis económica de 2008-2015. Además, ha visto un incremento en su déficit fiscal entre 2006 y 2018, lo que ha motivado la discusión sobre la aprobación de reformas fiscales, a la vez que se ha puesto en tela de juicio el gasto del gobierno por concepto de convenciones colectivas, altos salarios en instituciones estatales y pensiones de lujo. Durante el 2014 y 2015 el país incrementó sus lazos económicos con Europa,[109][110]​ y logró un acuerdo con Alemania de cooperación en educación.[111]​ En 2015 la FAO premió a Costa Rica por haber reducido el hambre, al reducirse de un 5% a la mitad según cálculos de Naciones Unidas.[112]​ También se convirtió en el país con mayor expectativa de empleo de Latinoamérica según encuesta de la firma estadounidense Manpower.[113]

El presidente Luis Guillermo Solís junto a Michelle Bachelet, mandataria chilena, durante la III Cumbre de la CELAC de 2015 efectuada en Costa Rica.

En el plano internacional, un conflicto diplomático con Nicaragua[114]​ por la incursión de militares nicaragüenses en la costarricense Isla Calero,[115]​ debió resolverse en la Corte Internacional de Justicia,[116]​ la cual reconoció en 2015 la soberanía de Costa Rica sobre la isla,[117][118]​ y en 2018, la Corte definió los límites marinos de ambos países, en donde Costa Rica obtiene alrededor de 10 000 km² en el océano Pacífico y en el mar Caribe. En la misma resolución, la Corte calificó la incursión de tropas nicaragüenses como una violación a la soberanía costarricense, y determina que, por daños ambientales generados en la Isla Calero en 2010, Nicaragua debe pagar $378.890[119]​ como indemnización a Costa Rica.[120]

Los derechos humanos fueron el tema principal durante las elecciones presidenciales de Costa Rica del 2018 cuando en enero de ese año, después de una consulta previamente realizada por el Gobierno de Costa Rica en mayo del 2016, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José, indica que Costa Rica y el resto de naciones parte de la Corte IDH deben de garantizar el matrimonio igualitario entre parejas del mismo sexo para asegurar la protección de las mismas.[121]​ Esta resolución divide al país, y marca el proceso de las elecciones, en donde los candidatos Fabricio Alvarado, del partido evangélico conservador Restauración Nacional, opuesto a la medida, y Carlos Alvarado, del oficialista Acción Ciudadana, quien aprueba la resolución de la Corte IDH, pasan a una segunda ronda electoral tras ninguno alcanzar el 40% de los votos necesarios.[122]​ Finalmente, Carlos Alvarado es elegido como 48° presidente de Costa Rica luego de obtener la victoria en segunda ronda con el 60% de los votos válidos.

El 8 de agosto la Sala Constitucional IV de la Suprema Corte de Justicia declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario y dictaminó un plazo de dieciocho meses (hasta 2020) para implementarlo legalmente.[123]

En las Elecciones presidenciales de Costa Rica de 2022, se confirmó la pluralidad partidaria en Costa Rica, cuando el candidato Rodrigo Cháves Robles (del Partido Progreso Social Democrático), venció en segunda vuelta al expresidente José María Figueres Olsen (del Partido Liberación Nacional).

Gobierno y política[editar]

Casa Presidencial de Costa Rica.

Costa Rica está regida por la constitución política del 7 de noviembre de 1949, en la cual se establece un sistema presidencialista y un estado unitario.

Poder ejecutivo[editar]

Es ejercido por el presidente de la República, quien es elegido por voto popular directo, secreto y universal para un periodo de 4 años. Entre sus facultades del presidente está el nombramiento de los presidentes de las Instituciones Autónomas, nombramiento o destitución de ministros y diplomáticos costarricenses, vetar leyes, firmar decretos, indulto de penas, asueto nacional y duelo o luto nacional. La Presidencia actual es ocupada por Rodrigo Chaves, desde el 8 de mayo de 2022. Le acompañan dos vicepresidentes también elegidos por voto popular: Stephan Brunner y Mary Munive, ambos también desde el 8 de mayo de 2022.

Poder legislativo[editar]

Edificio de la Asamblea Legislativa de Costa Rica

Recae en la Asamblea Legislativa de Costa Rica, la cual es un órgano unicameral con 57 diputados, encargado de aprobar, reformar o derogar leyes y decretos. Los legisladores son elegidos por voto popular directo, secreto y universal durante un período de 4 años y tienen carácter provincial. Su actual presidente es Rodrigo Arias Sánchez.

Poder judicial[editar]

Está conformado por la Corte Suprema de Justicia.

La Corte está compuesta por 22 magistrados electos por la Asamblea Legislativa durante un período de 8 años. Su actual presidente es el magistrado Orlando Aguirre.

Sobre la Corte Suprema de Justicia recae el nombramiento de los Magistrados que conforman el Tribunal Supremo de Elecciones.

Poder electoral[editar]

Edificio del Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica.

En Costa Rica las elecciones generales (presidente y diputados a la Asamblea Legislativa) son realizadas cada cuatro años y las municipales (Alcaldes, Regidores, Síndicos, Concejales de Distrito e Intendentes, donde corresponda elegir está última figura) desde 2016 se realizan cada 4 años, pero sin coincidir con las elecciones generales (dos años después de estas), y son organizadas por el Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica,[124]​ creado en 1949 por la actual Constitución Política. El Tribunal Supremo de Elecciones es el Órgano Constitucional superior en materia electoral y por lo tanto responsable de la organización, dirección y vigilancia de los actos relativos al sufragio. Goza de independencia en el desempeño de su cometido.

Partidos políticos[editar]

Los partidos con representación parlamentaria en el país son (en orden alfabético): Frente Amplio, Liberación Nacional, Liberal Progresista, Nueva República , Progreso Social Democrático (en el gobierno) y Unidad Social Cristiana. En total hay 19 partidos a escala nacional, 18 provincial y 55 cantonal para un total de 161 partidos políticos inscritos.[125]

Índice de democracia[editar]

El Democracy Index (índice de democracia) es la clasificación elaborada por la Unidad de Inteligencia de The Economist, a través de la cual se pretende determinar el rango de democracia en 167 países.[126]

Costa Rica es —junto con Uruguay y Chile— el único país de Latinoamérica considerado como una democracia plena, ubicado entre los 20 mejores sistemas democráticos de todo el planeta y alcanzando elevadas puntuaciones en varios rubros del estudio, superiores a los de la mayoría de países de la Unión Europea.[127]

Índice de Democracia 2018
Puesto Puntuación Proceso electoral
y pluralismo
Funcionamiento
gobierno
Participación
política
Cultura
política
Derechos
civiles
20 8.07 9.58 7.50 6.67 7.50 9.12
Evolución histórica (puntuación y posición)
2006 2008 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018
8,04 (25) 8,04 (27) 8,04 (24) 8,10 (20) 8,10 (22) 8,03 (24) 8,03 (24) 7,96 (24) 7,88 (26) 7,88 (23) 8,07 (20)
Categorías
Democracia plena (8,01 a 10,00) Democracia imperfecta (6,01 a 8,00) Régimen híbrido (4,01 a 6,00) Régimen autoritario (0,00 a 4,00)

Relaciones exteriores[editar]

La Casa Amarilla, sede el Ministerio de Relaciones Exteriores del país.

Costa Rica es miembro fundador de la Organización de las Naciones Unidas, sostiene relaciones diplomáticas con casi todos los países de América y Europa. En tres ocasiones ha sido parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas: 1974-1975, 1997-1998 y 2008-2009. No es miembro del Parlamento Centroamericano.

Costa Rica enfrenta realidades muy distintas en las relaciones diplomáticas con sus dos países vecinos. La situación más complicada es la larga disputa que sostiene con Nicaragua por el derecho de navegación del Río San Juan. Con Panamá, ambos países tienen relaciones cordiales y amistosas, y una frontera abierta.

Las relaciones con Estados Unidos, principal socio comercial, datan de 1851. El país ha sido visitado por siete presidentes de Estados Unidos: Hoover (1928), Kennedy (1963), Johnson (1968), Reagan (1982), Bush (1989), Clinton (1997) y Obama (2013).[128]​ Las relaciones con México datan de 1831 y con Brasil desde 1907. Las relaciones con Cuba estuvieron interrumpidas por cuestiones políticas entre 1961 y 2009. La embajada en La Habana fue reabierta en 2009,[129]​ y en 2015 Luis Guillermo Solís se convirtió en el primer presidente en realizar una visita oficial a Cuba desde la ruptura de relaciones. El país debió enfrentar la crisis migratoria cubana de 2015-2016, lo que motivó su retiro político del SICA, aunque mantuvo sus responsabilidades comerciales y económicas.

Seguridad[editar]

Una unidad de mujeres policías de la Fuerza Pública de Costa Rica.

Tras la guerra civil de 1948, Costa Rica abolió su ejército el 1 de diciembre de ese año, abolición que fue perpetuada en el artículo 12 de la Constitución Política de 1949. Este mismo artículo contempla la formación de un ejército ya sea por convenio continental o para la defensa nacional, el cual siempre estará subordinado al poder civil. Costa Rica cuenta, desde 1983, con una Ley de Neutralidad que la inhibe de participar en conflictos bélicos de forma perpetua, activa y no armada, y en 2014 aprobó una Ley de Proclamación de la Paz como Derecho Humano y de Costa Rica como País Neutral, en la que establece que el país debe tomar una posición neutral en conflictos armados internacionales, además de que obliga al Estado a incluir dentro de sus programas educativos contenidos que cultiven la cultura de paz.[130]

La seguridad ciudadana del país recae en el Ministerio de Seguridad Pública, el cual también es el encargado de la defensa de la soberanía nacional en caso de ser necesario, aunque la política exterior del país en caso de conflictos internacionales se ha orientado hacia el derecho internacional. El Ministerio de Seguridad Pública está dividido en varias Direcciones: Fuerza Pública, Servicio Nacional de Guardacostas, Vigilancia Aérea, Policía de Control de Drogas, Escuela Nacional de Policía, Armamento, Reserva y Servicios de Seguridad Privada. Costa Rica destina el 0.69 % del producto interno bruto (29.240 millones de dólares), y el 0.03 % del presupuesto nacional, para la seguridad nacional.

Derechos humanos[editar]

En materia de derechos humanos, respecto a la pertenencia a los siete organismos de la Carta Internacional de Derechos Humanos, que incluyen al Comité de Derechos Humanos (HRC), Costa Rica ha firmado o ratificado:

Estatus de los principales instrumentos internacionales de derechos humanos[131]
Bandera de Costa Rica
Costa Rica
Tratados internacionales
CESCR[132] CCPR[133] CERD[134] CED[135] CEDAW[136] CAT[137] CRC[138] MWC[139] CRPD[140]
CESCR CESCR-OP CCPR CCPR-OP1 CCPR-OP2-DP CEDAW CEDAW-OP CAT CAT-OP CRC CRC-OP-AC CRC-OP-SC CRC-OP-CP CRPD CRPD-OP
Pertenencia Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Sin información. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado. Firmado y ratificado.
Firmado y ratificado, firmado, pero no ratificado, ni firmado ni ratificado, sin información, ha accedido a firmar y ratificar el órgano en cuestión, pero también reconoce la competencia de recibir y procesar comunicaciones individuales por parte de los órganos competentes.

Organización territorial[editar]

La división territorial de Costa Rica comprende siete provincias divididas en 84 cantones y estos a su vez, subdivididos en 488 distritos colegiados.[141]

Provincia Código ISO Cabecera Cantones Distritos Área (km²) Población*
 San José CR-SJ San José 20 123 4.965,90 1 685 299
 Alajuela CR-A Alajuela 16 116 9.757,53 1 055 637
 Cartago CR-C Cartago 8 51 3.124,67 547 691
 Heredia CR-H Heredia 10 47 2.656,98 539 598
 Guanacaste CR-G Liberia 11 61 10.140,71 404 774
 Puntarenas CR-P Puntarenas 13 60 11.265,69 510 566
 Limón CR-L Limón 6 30 9.188,52 469 767
* Censo del año 2011 con proyección al 2021[142]

Geografía[editar]

Imagen satelital de Costa Rica.

Costa Rica está localizada en el istmo de América Central, entre las latitudes 8° y 12°N, y las longitudes 82° y 86°O. Limita al este con el Mar Caribe y con el océano Pacífico al oeste, con una extensión total de 1290 km en costas: 212 km en la costa caribeña y 1 016 km en la costa pacífica.

Costa Rica además limita al norte con Nicaragua (309 km de frontera) por el tratado Cañas-Jerez de 1858 y el Laudo Cleveland de 1888 y con Panamá al sureste (330 km de frontera) por el tratado Echandi-Fernández de 1941. En cuanto a los límites marítimos, Costa Rica limita con Ecuador en el océano Pacífico por el tratado Gutiérrez-Terán de 1985, con Colombia en el Mar Caribe por el tratado Facio-Fernández de 1977 y en el océano Pacífico por el tratado Gutiérrez-Lloreda de 1984 y con Panamá por el tratado Calderón-Ozores de 1980. En total, Costa Rica comprende 51 100 km² más 589 000 km² de aguas territoriales.

Relieve[editar]

Costa Rica es un país muy montañoso y la mayor parte del territorio está formado por elevaciones de entre 900 y 1800 metros sobre el nivel del mar. Existen cuatro sistemas montañosos principales: la cordillera Volcánica de Guanacaste, la sierra Minera de Tilarán, la cordillera Volcánica Central y la cordillera de Talamanca, existen además cuatro sistemas montañosos secundarios: serranías de Nicoya ubicadas en la provincia de Guanacaste; fila Brunqueña o fila Costera que recorre la provincia de Puntarenas en forma paralela a la costa; y la sierra de Osa, en el Pacífico Sur, una serie de montañas que se extienden hasta Panamá, posee alturas entre los 600 y 1500 m s. n. m. El punto más alto en el país es el cerro Chirripó (3820 m s. n. m.), el quinto pico más alto en América Central. El volcán más alto es el volcán Irazú (3432 m s. n. m.). El país posee cerca de 200 volcanes, de los cuales cinco se encuentran activos: Irazú, Poás, Arenal, Rincón de la Vieja y Turrialba. Los ciclos eruptivos más importantes en tiempos históricos los han protagonizado el Irazú (1963-1965), el Arenal (1968-2010), el Turrialba (2014-2019) y el Poás (2016-2019). Costa Rica es un país altamente sísmico: la mayoría de los terremotos son producidos por la interacción de las placas Cocos y Caribe, además del fallamiento local. Algunos de los terremotos de mayor impacto han sido: terremoto de Santa Mónica o de Cartago (1910), Alajuela (1990), Limón (1991), Parrita (2004), Cinchona (2009)[143]​ y Nicoya (2012).

El eje montañoso central del país produce áreas bajas hacia el Caribe norte y el Pacífico, originadas por acumulación de materiales sedimentarios. Las más extensas son las llanuras del Norte y el Caribe, surcadas por ríos largos y caudalosos que forman meandros. Toman distintos nombres según las zonas: Guatusos, San Carlos, Sarapiquí, Tortuguero, Santa Clara, Pacuare, Matina y Estrella, además de los valles de Sixaola y Talamanca. La llanura costera del Caribe tiene poca altitud y está parcialmente cubierta de selvas tropicales. Sus suelos se usan en plantaciones de banano y cacao, ganadería de carne y leche. El canal de Tortuguero, de 112 km de largo, comunica Moín con la frontera con Nicaragua. En el Pacífico norte, la llanura más grande, conocida como la pampa, se ubica en Guanacaste, donde alcanza 75 km de anchura. En el Pacífico central la llanura se estrecha por la presencia de la fila Brunqueña, y vuelve a ensancharse hasta 50 km en el Pacífico sur. La pampa guanacasteca se extiende desde la meseta de Santa Rosa hasta el golfo de Nicoya, y está conformada por planicies de aluviones y mantos de cenizas volcánicas. La franja central posee dos terrazas marinas, interrumpidas por algunos cerros no mayores de 100 m de altitud. El valle de Parrita se extiende hasta punta Uvita y está formado por material sedimentario y volcánico, procedente de la cordillera de Talamanca. El Pacífico sur posee una llanura peninsular en Osa, además de los valles de Diquís y Coto Brus, formados por materiales marinos, fluviales y volcánicos. Los terrenos del Pacífico son propicios para la agricultura, poseen mayor infraestructura turística y en sus costas se desarrolla la mayoría de la actividad pesquera del país.

En el centro del país se encuentra el Valle Central, una meseta tectónica caracterizada por su fertilidad y abundancia de fuentes hídricas, rodeada por montañas y volcanes, presenta un clima muy agradable, aquí reside la mayor parte de la población del país, aproximadamente 60% de los habitantes. La única provincia que no limita con la provincia de San José es la provincia de Guanacaste.

Costa Rica posee muchas islas. En el Caribe, se destacan las islas fluviales, como isla Calero, que es además la isla más grande del país con 151.6 km². Otra isla importante del Caribe es la isla Uvita, ubicada frente al puerto de Limón. En el océano Pacífico, se encuentran las islas del archipiélago del golfo de Nicoya, muchas de ellas habitadas (Chira, Venado, Caballo), con importancia para el turismo (San Lucas, Tortuga) y otras que constituyen reservas biológicas (Guayabo, Pájaros, Negritos). En bahía Salinas, se encuentra la isla Bolaños, que también es refugio de fauna silvestre. En el Pacífico sur, la isla del Caño tiene importancia ecológica y arqueológica. La Isla del Coco (24 km²) es la isla de Costa Rica más conocida a nivel internacional. Ubicada en el océano Pacífico, a 500 km del puerto de Puntarenas, se destaca por su distancia a la plataforma continental. Es de gran importancia por su biodiversidad y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad.

Cerca del 25 % del territorio nacional se encuentra protegido por el SINAC (Sistema Nacional de Áreas de Conservación), que supervisa todas las áreas protegidas del país. Costa Rica posee una de las mayores densidades de especies silvestres del mundo.[144]

Hidrografía[editar]

Río Tempisque.
Balsismo en el río Pacuare.
Catarata del Toro.

Costa Rica cuenta con una red hidrográfica extensa, la cual se encuentra distribuida en tres vertientes, delimitadas naturalmente por el sistema montañoso del país, y se clasifican según su desembocadura en vertientes norte, Caribe y Pacífico.[145]

Los ríos que forman la vertiente norte desembocan en el lago de Nicaragua o en el río San Juan, son generalmente cortos y tienen un régimen torrencial. Algunos nacen en las faldas de los volcanes. Los ríos más importantes de esta vertiente son: Sapoá (32 km), Frío (70 km), Haciendas y San Carlos (125 km). A este se le unen los ríos Tenorio, Arenal, Coto y La Muerte, para formar el sistema hidrográfico que baña las llanuras de San Carlos y los Guatusos. El otro sistema hidrográfico de esta vertiente lo forman los ríos Sucio, Toro, Toro Amarillo, Blanco y Cuarto, que se unen para formar el río Sarapiquí (103 km), el cual es navegable en más de la mitad de su curso.

Los ríos de la vertiente del Caribe tienen un torrente constante durante todo el año, relacionado con las abundantes precipitaciones de la región atlántica. El más importante es el río Reventazón (110 km), el segundo más largo del país y el de mayor capacidad para la generación de energía hidroeléctrica de Centroamérica. Junto con el río Parismina (92 km) forma la tercera cuenca hidrográfica del país. El río Sixaola (76 km) forma límite natural con Panamá, nace en las faldas de la cordillera de Talamanca y es navegable. Se destacan también los ríos Colorado (navegable), Chirripó Norte (96 km), Tortuguero (85 km), Pacuare (133 km), Jiménez, Matina y Chirripó Atlántico (92 km), Moín, Limón, Banano, Bananito y La Estrella (52 km).

Los ríos de la vertiente del Pacífico suelen ser tranquilos, con un caudal menos torrentoso, que nacen en las faldas de los volcanes. El río más importante es el río Tempisque, cuya longitud es de 144 km, es navegable, y forma un gran sistema hidrográfico compuesto por ríos como Liberia, Bolsón, Salto, Potrero, Piedras Blancas, Tenorio, Corobicí, Cañas y Lajas, lo que le da irrigación a la importante región agrícola de Guanacaste. En la península de Nicoya se destacan los ríos Morote, Nosara, Lajas y Bongo.

En la región del Pacífico Central se ubican los ríos Jesús María y Grande de Tárcoles, cuyas aguas provienen del Valle Central Occidental; sus afluentes son el río Grande y el Virilla, que tienen sus cuencas en las provincias de San José, Heredia y Alajuela. La cuenca del río Grande de Tárcoles (111 km) es muy importante para el país, dado que aporta toda la riqueza de sus recursos naturales. Tiene un área de 2121 km², una precipitación de 2 456 mm y un caudal de 48 litros por segundo y km². Los ríos Guacimal, Abangares, Aranjuez y Barranca nacen de la sierra de Tilarán y durante la estación seca su caudal merma.

Los ríos Parrita o Pirrís (82 km), Naranjo y Savegre depositan sus aguas en el Pacífico sur del país. El río Grande de Térraba (o Díquis, su nombre aborigen), formado por los ríos General y Coto Brus, es el más extenso (186 km) y caudaloso del país. Solo es navegable en su curso inferior (22 km), cuando recorre una extensa zona sembrada de palma africana. Desemboca mediante un amplio delta cubierto de manglares en la Bahía Coronado.

Clima[editar]

Costa Rica se encuentra en la región del neotrópico, por lo que presenta un clima tropical sin grandes variaciones anuales en su temperatura y con dos estaciones bien definidas: la seca, desde principios de diciembre hasta finales de abril (llamada también verano), y la lluviosa, desde principios de mayo hasta finales de noviembre (llamada invierno). Sin embargo, la topografía del país es muy variada, con presencia de montañas, valles y llanuras en una extensión pequeña, lo que contribuye a la existencia de diferentes y muy heterogéneos paisajes climáticos a lo largo del territorio. Al estar ubicado en el hemisferio norte, el país se ve afectado durante los cambios de estación, durante los meses de diciembre y enero, cuando las temperaturas suelen descender mucho considerablemente por los vientos del norte en los lugares más altos del país. La duración del día se ve afectada durante los solsticios y equinoccios. La estructura montañosa del país determina el origen de tres grandes regiones climáticas con características diferenciadas: Atlántico, Pacífico y Central.

Biodiversidad y recursos naturales[editar]

Parque nacional Isla del Coco. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997.

Con tan solo el 0.03 % de la superficie terrestre mundial, Costa Rica posee aproximadamente el 6 % de la biodiversidad del planeta. Para el año 2013, un 52.4 % de la superficie continental total del país se encontraba cubierta de bosques y selvas, mostrando un incremento de un 12% en la recuperación de la cobertura boscosa en los últimos 17 años.[146][147]​ Aproximadamente el 25% del territorio se encuentra protegido. Entre 2005 y 2010, el país presentó una reducción en su tasa de deforestación.[148]

Costa Rica cuenta con una mayor superficie marítima que continental dado que la zona oceánica es de 589 000 km² aproximadamente,[149]​ que incluye la Isla del Coco la cual está situada a unos 480 km al suroeste de la Península de Osa, en la costa del océano Pacífico. Esta isla fue declarada Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO en el año 1997.[150]

El país cuenta con más de 1000 especies de orquídeas, siendo Monteverde la región con mayor densidad de orquídeas del planeta. En total Costa Rica alberga a más de 10 000 especies de plantas. Además Costa Rica obtiene cerca $1 millón al año por la exportación de más de 900 000 crisálidas de 150 especies de mariposas, como la Morpho –una de las más grandes y de color azul intenso.[151]

En este país hay un verdadero paraíso conocido por la diversidad de su fauna. Da cobijo a 232 especies de mamíferos, 838 especies de aves, 183 especies de anfibios, 258 especies de reptiles y 130 especies de peces de agua dulce. Entre las especies más sobresalientes que habitan el país están el puma, el jaguar, el venado, el mono, el coyote, el armadillo y varias especies de aves entre las que se destacan el quetzal, el yigüirro y el colibrí. En el país se hallan 14 de las 149 especies conocidas de ranas de cristal. Desde 1973, no se había encontrado ninguna nueva especie de rana traslúcida.[152]​ Costa Rica es el primer país del continente americano en prohibir la cacería de animales por deporte.[153]

Costa Rica es conocida como líder mundial en sustentabilidad. Produce más del 99 por ciento de su electricidad a partir de recursos renovables en 2019 y, según el Centro Nacional para el Control de la Energía, Costa Rica ha estado utilizando más del 98 por ciento de energía renovable desde 2014. Costa Rica tiene el 6 por ciento de la biodiversidad total del planeta. High Ambition Coalition for Nature and People (HAC) tiene el objetivo de conservar el 30% de la superficie de la tierra para 2030. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de Costa Rica y otros 50 países.[154]

Economía[editar]

Representación gráfica de los productos de exportación del país en 2019 en 28 categorías codificadas por color.

Costa Rica posee una economía mixta,[155]​ que ha experimentado una fuerte diversificación, pasando de ser un país eminentemente agrícola a una economía de servicios. Según el Índice de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, en el 2018 Costa Rica ocupó el cuarto lugar entre las mejores economías de América Latina y el Caribe.[16]

El turismo es el sector con mayor crecimiento y desde inicios de la década de 2000 genera más divisas que cualquiera de los principales productos agrícolas de exportación, previamente considerados el motor económico del país.[156]

De todas formas, mantienen gran importancia las exportaciones agrícolas tradicionales del banano, el azúcar, el cacao y la piña; así como flores y minivegetales en los últimos años. Se destaca la producción de café costarricense de alta calidad y su exportación al mercado estadounidense en donde es muy apreciado.[157][158][159]

Tratados de libre Comercio Costa Rica      Costa Rica      Tratados Activos      Tratados firmados pero aún no ratificados

Igualmente, la producción de insumos médicos y quirúrgicos, de alta tecnología y de componentes electrónicos;[160]​ así como el desarrollo de software, los servicios financieros, de atención a clientes y las operaciones de outsourcing, aportan cada vez más a la economía, superando tanto al turismo como a las exportaciones agrícolas desde finales de los años 1990, por los últimos 20 años.[161][162][163][164]

La economía del país creció un 8.8% en 2006, un 6.8% en 2007 y un escaso 3% en el 2008. Para finales del 2015, la actividad económica del país creció en un 4.3%, el mejor cierre de los últimos cuatro años.[165]​ Para el 2014, el PIB interanual ascendió un 3,5% con respecto al de 2013. Durante el 2015, el país experimentó deflación.[166]​ Más recientemente, en 2020, el país sufrió las pérdidas por la pandemia del Covid-19 y su economía disminuyó -4.1% para luego recuperarse, producto de la reapertura, debido al progreso en la vacunación, y la economía creció 7.8% en 2021. Según el Banco Central de Costa Rica (BCCR)[167]​ el país en 2022 posee la décimo-tercera tasa de inflación más alta de Latinoamérica con 5,8%.[168]​ En 2022 el crecimiento de la economía fue de un 4.3% impulsado por la recuperación de la mayoría de sectores volviendo a niveles similares o superiores a los de prepandemia y mejorando la recadudación debido a la puesta en marcha de la reforma fiscal, una eficiente gestión en el manejo y reducción del gasto respecto al PIB y una renegociación de la deuda del país con el proyecto de emisión de los Eurobonos por un monto de 5000 millones de dólares que ha permitido bajar bastante las tasas de interés y disminuir el impacto de la inflación remanente. La inflación está en reducción y se espera que para finales de 2023 se encuentre en el rango meta del Banco Central entre el 4% al 3%. El tipo de cambio a consecuencia de la puesta en marcha de estas medidas y de la gran recuperación del sector turismo ha presentado una fuerte evaluación del Colón frente al dólar estadounidense. En 2023 las calificadoras de riesgo Fitch Ratings y Standar and Poors (S&P) subieron la nota del país debido a la mejora fiscal y la estabilidad presentada en el año 2022 y se espera que también la calificadora Moody's mejore la calificación del país pronto.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos, el ingreso promedio por hogar fue de 1.034.362 colones mensuales en 2017 (aproximadamente US$1.815 mensuales). Mostró un crecimiento de 0,7% respecto al año 2016. La pobreza está estimada en 16.5%, lo que la ubica en el tercer lugar entre los países de América Latina con menos pobreza, según Cepal.[169]​ Según la Encuesta Nacional de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos, dicho rubro alcanzaba en 2015 el 21.7%.[170]

Turismo[editar]

El turismo es la tercera fuente de ingreso de divisas de la economía costarricense, después de la exportación de dispositivos médicos y servicios de informática.[171]​ El sector de turismo da empleo directo a 130.000 personas.[171]​ Costa Rica ofrece actualmente 45 531 habitaciones.[171]​ Con un ingreso anual de US$ 2636 millones en 2014,[172]​ la industria turística de Costa Rica obtuvo un 30 % de los ingresos por turismo de región centroamericana, y se destaca como el destino más visitado del istmo, ya que en 2014 el país alcanzó un nuevo récord histórico de visitantes con 2 526 817 turistas.[171]​ Para 2015, el número de visitantes creció en un 5.5 %, para 2 665 608 visitantes y en 2019 se superaron los 3 100 000 turistas.[173]​ Con alrededor de 500 visitantes por cada mil habitantes, Costa Rica tiene uno de los índices más altos de turistas per cápita de la Cuenca del Caribe. En la clasificación del Índice de Competitividad en Viajes y Turismo de 2017, Costa Rica alcanzó el lugar 38, siendo el cuarto clasificado entre países de América Latina.[174]

La mayoría de los visitantes extranjeros proviene de los Estados Unidos y Canadá (67.5%)[171]​ y de países de la Unión Europea (16%),[172]​ lo que le permite recibir en media aproximadamente entre US$1300 y $1400 por visitante,[175]​ valor por visita entre los más altos de América Latina. En 2005 el turismo contribuyó con un 8,1 % del PIB del país, y representó un 13,3 % de los empleos directos e indirectos. Desde inicios de los años 2000, el turismo genera para el país más ingreso de divisas que la exportación de banano y café juntos.[156]

El país ofrece condiciones de sol, playa, selva, montaña, ciudad, aventura, ecoturismo, turismo rural comunitario, y presenta potencial en las áreas de deportes, bienestar y salud, moda y turismo de reuniones.[171]​ El ecoturismo es extremadamente popular entre los turistas extranjeros que visitan la amplia cantidad de parques nacionales y áreas protegidas que existen por todo el país. Costa Rica fue uno de los pioneros en ecoturismo y es reconocido como uno de los pocos destinos internacionales con verdaderas opciones de turismo ecológico.[176]

Agricultura[editar]

Principales productos agrícolas de Costa Rica: café, banano, piña y cacao.

La economía costarricense ha estado históricamente basada en la agricultura, y aún hoy sigue siendo un sector importante en la generación de divisas. El café se destaca por haber sido el motor económico del país durante buena parte de su historia,[177][178][179]​ constituyéndose junto al banano en la base del modelo agroexportador por lo menos hasta 1980.[180]​ Actualmente es el tercer producto agrícola de exportación, detrás de la piña y el banano. Asociado al cultivo cafetalero, existe toda una industria paralela basada en la producción de café refinado (gurmé), coffee tours y producción de artesanías y productos alusivos al grano.

Asimismo, el país es el séptimo mayor productor de bananos a nivel mundial, con una exportación de 100 millones de cajas anuales (1.8 millones de toneladas métricas), lo que significó ventas en 2014 por 903 millones de dólares.[181][182]​ Para el año 2014, la exportación bananera significó el 8 % del total de las exportaciones del país.[182]​ Los principales destinos son la Unión Europea (48.5%) y los Estados Unidos (40.5 %).[182]​ Además, Costa Rica es el principal exportador mundial de piña desde 2013, generando 27 000 empleos directos y 110 000 indirectos.[183]

Otros cultivos importantes son el cacao, que se destaca entre los mejores del mundo,[184]​ la caña de azúcar, la palma africana, diversos tipos de flores y hortalizas.

Infraestructura[editar]

Transportes[editar]

Interior de la terminal del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) es la institución pública encargada de la construcción y el mantenimiento de la infraestructura vial, aeroportuaria y portuaria del país, la regulación del tránsito, la elaboración de mapas y cartas geográficas del país, y la atención de calamidades y desastres que afecten la infraestructura nacional. Esta institución fue creada en 1860 como Dirección General de Obras Públicas, adscrita a una de las Secretarías del Estado. A partir de 1870, pasó a formar la Cartera de Obras Públicas y en 1948, se convirtió en Ministerio de Obras Públicas, que luego pasó a llamarse Ministerio de Transportes (1963), y finalmente tomó su nombre actual en 1971.

El sistema ferroviario de Costa Rica cuenta con 278 km y está a cargo del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer). Se hace uso del Tren Interurbano para el transporte de pasajeros dentro de la Gran Área Metropolitana, servicio que fue habilitado al reacondicionar los remanentes del Ferrocarril al Atlántico y el Ferrocarril al Pacífico, ambos servicios obra del siglo XIX y en abandono parcial, con pequeñas operaciones industriales de carga en sendos litorales del país.

Costa Rica posee en total 151 aeropuertos y pistas de aterrizaje, de los cuales 36 cuentan con caminos pavimentados.[185]​ De ellos, existen cuatro aeropuertos internacionales: el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, ubicado en la ciudad de Alajuela; el Aeropuerto de Guanacaste, en la ciudad de Liberia, Guanacaste; el Aeropuerto Internacional de Limón, en esta provincia del Caribe; y el Aeropuerto Internacional Tobías Bolaños, en San José. El Juan Santamaría se considera el principal aeropuerto del país.

Los dos principales puertos de Costa Rica son Puerto Limón, en el Caribe, y Puerto Caldera, en el Pacífico, por donde se realizan las exportaciones e importaciones del país por vía marítima.

Medios de comunicación[editar]

La constitución política de Costa Rica garantiza la libertad de expresión y de prensa en su artículo 29.[186]​ Según la organización Reporteros sin Fronteras, Costa Rica es el país de América Latina mejor calificado en libertad de prensa, y en 2018 ocupó el décimo lugar a nivel mundial.[187]

Prensa escrita[editar]

Costa Rica tiene una gran tradición periodística. Han existido publicaciones de todos los temas, tanto políticos, religiosos, como de protesta. El periodismo en Costa Rica como tal fue creado el 25 de noviembre de 1824 mediante el decreto 23 de la Colección de Leyes de ese año, durante el gobierno de Juan Mora Fernández, el cual hace una invitación a los ciudadanos a establecer periódicos manuscritos. La imprenta fue introducida a Costa Rica en 1830, importada por Miguel Carranza Fernández, y se llamó La Paz.[188]​ El primer medio impreso de Costa Rica fue creado por Joaquín Bernardo Calvo (a quien se considera como «Padre del periodismo costarricense») cuando el 4 de enero de 1833 circuló el primer número del semanario El Noticioso Universal.[189]​ En la actualidad circulan en el país varios diarios impresos, siendo los principales La Nación, La República, Semanario Universidad, The Tico Times y Diario Extra, que también cuentan con edición digital. Existen también algunos periódicos independientes de Internet como: CRHoy, La Prensa Libre, El Mundo CR, Nuestro País, AMPrensa.com, Acontecer.co.cr y Culturacr.net.

Televisión[editar]

La historia de la televisión de Costa Rica inicia el 9 de mayo de 1960 cuando el empresario René Picado y Carlos Manuel Reyes crean la primera compañía de televisión en el país denominada Televisora de Costa Rica (Teletica) o más popularmente conocida, Canal 7. Televisora de Costa Rica empezó a transmitir varias series compradas a los Estados Unidos tales como la Familia Monster, Mister Ed y otras más. Posteriormente iniciaron las transmisiones en vivo. La primera en estrenar esta modalidad fue la visita del entonces presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy a Costa Rica en 1963. Otro recordatorio de las primeras transmisiones en vivo vía microonda y satélite fue la llegada del primer hombre a la luna el 20 de julio de 1969. En ese entonces 600 millones de personas vieron el espectáculo alrededor del mundo.

En la década de los 70 inició la transmisión de teleseries nacionales, lo que se extendió hasta la actualidad. Los presentadores más destacados en ese entonces fueron Rodrigo Sánchez y Santiago Ferrando.[cita requerida] Luego nace el primer noticiero en la historia de Costa Rica, denominado Telenoticias.

Hasta finales de la década de los 80 se inició la venta de transmisiones por cable, por lo que aumentaron las opciones de poder ver eventos deportivos, series de entretenimiento, cultura y programas educativos y hasta científicos.

En noviembre de 1994 aparece la empresa Representaciones Televisivas S.A., conocida como Repretel. Como inauguración adquieren el Canal 9, que pertenecía a Multivisión. En mayo de 1995, Repretel adquiere la frecuencia que durante varios años perteneció a Telecentro, el Canal 6. En 1996, se adquirió el Canal 11. En 2000, se devolvió a su concesionario el Canal 9 e inmediatamente se empezó a transmitir en el Canal 4 (que también pertenecía a Multivisión, cadena que años más tarde fue organizada de una sociedad cooperativa).

Emisora Pública

Emisoras Privadas

Radio[editar]

Costa Rica es uno de los países pioneros en América Latina en cuanto a radiodifusión. En 2012, se reportaron un total de 125 radioemisoras transmitiendo desde todo el territorio nacional, tanto en amplitud modulada como en frecuencia modulada, la mayoría de ellas agrupadas en la Cámara Nacional de Radiodifusión (CANARA).[191]​ Existen desde grandes grupos radiofónicos como Central de Radios-Repretel, Cadena Radial Costarricense, Cadena de Emisoras Columbia, Grupo Radiofónico Omega y Prisa Radio-Multimedios Radio hasta pequeños radiodifusores independientes. Los programas tratan temas de la más diversa índole: deportivos, radionoticieros, musicales, juveniles, infantiles, religiosos, humorísticos, políticos y otros. Entre las principales radioemisoras del país pueden mencionarse: Monumental, Columbia, Sinfonola 90.3, Azul 99.9, Omega, Fides, Faro del Caribe, EXA, Los 40 Principales, Musical, WAO, La mejor FM, Zeta FM, Bahía Puntarenas, Bésame, 95.5 Jazz, Malpaís, 959, 103 FM, Radio U, Momentos Reloj, 106.3 Pura Vida, 94.7, Radio Dos, 91.5 Teletica Radio y muchas otras más.

Represa hidroeléctrica Pirrís en la Zona de los Santos.

Energía y producción eléctrica[editar]

Generación de electricidad por fuente en Costa Rica (2009)
La represa hidroeléctrica Reventazón, construida por el Instituto Costarricense de Electricidad, es la más grande de Centroamérica y la segunda obra de infraestructura más grande del istmo luego del Canal de Panamá.

En Costa Rica se explotan cinco fuentes de energía, en orden de importancia: hídrica, térmica, geotérmica, eólica y solar. En América Latina, Costa Rica se destaca como líder en la producción de energía renovable, debido principalmente a la producción de energía hidroeléctrica, según el informe Líderes en energía limpia de la organización World Wildlife Fund (WWF).[192][193]

La primera planta hidroeléctrica del país, Aranjuez y ubicada en el centro de San José, entró en operación en 1884, convirtiendo en esa época a la capital costarricense en la tercera ciudad del mundo iluminada por energía eléctrica, luego de Nueva York y París. A partir de ese acontecimiento se continuaron construyendo diversas obras de generación eléctrica en varios lugares del país, como producto de iniciativas de las municipalidades y de empresarios privados, tanto nacionales como extranjeros.

La producción de energía eléctrica en Costa Rica está a cargo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE, 1949), empresa estatal que también brinda el servicio de telecomunicaciones. Entre las funciones del ICE están:

  • Construir plantas de generación eléctrica.
  • Unificar toda la capacidad instalada en un único sistema.
  • Expandir los servicios mediante la edificación de redes de distribución.
Generación de energía eólica en Tilarán.

El desarrollo de la cobertura eléctrica del país a través de los años y como consecuencia de la obra realizada por el ICE, y otras empresas de distribución eléctrica, ha tenido un desarrollo vertiginoso en las tres áreas que componen un sistema eléctrico: Generación, Transmisión y Distribución. Cuando se creó el Instituto aproximadamente el 15 % del territorio nacional continental tenía cobertura eléctrica. Cincuenta y un años después, en el año 2000, ese porcentaje llegaba a un 94.4%. Para 2009, el porcentaje de cobertura energética alcanza el 98.6 % del país, un porcentaje comparable al de países desarrollados. En 2014, el servicio eléctrico costarricense fue catalogado como el segundo mejor de América Latina, superado únicamente por Uruguay, según un estudio realizado por la Federación Interamericana de la Industria de la Construcción (FICC).[194]

En 2015, Costa Rica cerró el año con un 99 % de generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables, sin utilizar hidrocarburos. Esto le valió un reconocimiento al país en el marco de la XXI Conferencia sobre Cambio Climático (COP21) celebrada en París, al ser iluminada la emblemática Torre Eiffel con el lema «100 % Pura Vida», en alusión a Costa Rica, como parte de la campaña «One Heart, One Tree».[195]​ El 16 de septiembre de 2016, el ICE puso en total funcionamiento el Proyecto Hidroeléctrico Reventazón, la planta hidroeléctrica más grande de Centroamérica, la mayor obra de infraestructura construida en el país en toda su historia y la segunda construcción en tamaño en la región después del Canal de Panamá, con una capacidad instalada de 305.5 megavatios y una inversión de 1400 millones de dólares.[196][197]​ Costa Rica es el tercer país de América con mayor producción de energía geotérmica, después de Estados Unidos y México.[198]

Demografía[editar]

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos la población de Costa Rica en noviembre de 2022 alcanzará los 5.226.362 habitantes.[199][200][201]

En cuanto a su crecimiento, la misma lo hace anualmente al alto ritmo de 1,4 . Esto se debe a una natalidad moderadamente alta, 16,5 por cada 1000 y a una mortalidad baja, 4,8 (5) por cada 1000 habitantes, sin embargo ha variado 5 milésimas más esa cantidad del 2017 al 2018.

Diversidad étnica[editar]

Costa Rica es un país multiétnico y pluricultural.
Población histórica
AñoPob.±%
150227 200—    
156917 479−35.7%
161115 538−11.1%
170019 293+24.2%
172019 437+0.7%
174124 126+24.1%
175124 022−0.4%
177834 212+42.4%
180152 591+53.7%
182038 674−26.5%
182465 393+69.1%
183678 365+19.8%
184493 871+19.8%
1864120 499+28.4%
1883182 073+51.1%
1892243 205+33.6%
1927471 524+93.9%
1950800 875+69.8%
19631 336 274+66.9%
19731 871 780+40.1%
19842 416 809+29.1%
20003 810 179+57.7%
20114 301 712+12.9%
Est. INEC Noviembre, 20225 226 362+21.5%
Fuente: INEC, Centro Centroamericano de Población, Costa Rica: evolución territorial y principales censos de población 1502-1984,[202]Monografía de la población de la República de Costa Rica en el siglo XIX[203]

La población costarricense es multiétnica y pluricultural, originada en el mestizaje amplio e interminable entre sus pobladores nativos (pertenecientes a las áreas Mesoamérica e Intermedia), diversos grupos europeos, sefardíes de origen mediterráneo, asiáticos y africanos.[204][205][206][207]​ Actualmente en el país habitan más de 4,85 millones de descendientes de españoles (blancos o mestizos),[208]​ de 250 000 a 500 000 descendientes de italianos,[209]​ 400 000 afrodescendientes,[210]​ más de 60 000 descendientes de chinos,[211]​ y cerca de 30 000 descendientes de libaneses,[212]​ entre muchos otros; que según el último censo realizado en 2011 se autoperciben como un 83 % de blancos y mestizos, 6,72 % de mulatos, 2,42 % de indígenas, 2 % de negros y 5,95 % de otros grupos.[213]

Migración[editar]

Costa Rica es el país latinoamericano con mayor cantidad de inmigrantes porcentualmente.[214]​ Según la Organización Internacional para las Migraciones hacia 2017 viven 414 148 extranjeros en territorio costarricense, lo que roza un 9% de la población total.[215]​ Esta cifra se incrementa hasta un 12 o 13%, de acuerdo a un estudio llevado a cabo por la Universidad de Costa Rica a mediados de 2017.[216]

En el país predomina la entrada de inmigrantes económicos y de refugiados políticos. Actualmente las comunidades extranjeras más grandes son las provenientes de Nicaragua (70,9 %), Colombia (5 %), El Salvador (3,3 %) y Estados Unidos (3 %). Hay un 17,8 % que corresponde a otras más de 150 nacionalidades, con comunidades importantes de panameños (12 000), cubanos, venezolanos (5000 c/u), hondureños y mexicanos (3000 c/u).[215]​ Desde hace varios años hay un movimiento migratorio destacable de canadienses, europeos (especialmente españoles, británicos, alemanes, suizos, suecos e italianos) y asiáticos (chinos, taiwaneses y japoneses), que se afincan en el país atraídos por la estabilidad general.[217]​ Además, Costa Rica ostenta la tasa de emigración más baja de América Central, con 143 465 costarricenses viviendo en el extranjero que representan el 2,8 % de la población.[215]

Idioma[editar]

Mapa lingüístico de Costa Rica, donde se distinguen:     Español. (hablado en todo el país)      Inglés criollo limonense.     Inglés cuáquero.      Idiomas indígenas.      Chino.      Italiano cotobruseño.      Alemán sarapiqueño.

Existe una gran variedad idiomática en el país, debido a que constitucionalmente se reconoce como oficial al idioma español, pero además se hablan 5 lenguas autóctonas, a saber, el maleku, cabécar, bribri, guaimí y bocotá. De forma paralela, en la zona caribeña del país se habla el mekatelyu o inglés criollo limonense, que se podría definir como una combinación de patois (inglés criollo jamaiquino) con «tico» (español costarricense). Este nombre es una suerte de onomatopeya formada a partir de la pronunciación de la frase «May I tell you» en esta variante del inglés. Un dialecto anglófono distinto se habla en Monteverde donde predomina el inglés cuáquero.

Por otro lado en el sur-este del país, en San Vito y otras comunidades de la región, se encuentran numerosas colonias de habla italiana de mayoría sarda y siciliana. Sin embargo, el paso del tiempo y la inmigración costarricense hacia el sur han creado un dialecto híbrido local que mezcla el español con lenguas itálicas. Incluso, en las escuelas públicas de esta zona el italiano estándar es impartido como asignatura obligatoria y puede elegirse para rendir en el bachillerato. Del otro lado del territorio, en la zona norte, se encuentran numerosas colonias de alemanes y menonitas de ascendencia alemana que practican el idioma alemán y —estos últimos— un dialecto derivado del alemán antiguo llamado platzdutch. También es destacable la presencia del idioma chino, en sus variantes del mandarín y cantonés que se hablan en el país por la numerosa comunidad de inmigrantes chinos y sus descendientes desde el siglo XIX.

Otros idiomas que tienen presencia importante en Costa Rica son: el francés, que constituye una asignatura impartida obligatoriamente en varias escuelas y en el Tercer Ciclo de la Educación Básica, sin contar que es hablado por la numerosa comunidad francesa del país y sus descendientes y es promovido por decenas de instituciones culturales, el idioma árabe también tiene presencia debido a la inmigración libanesa y de otros países levantinos, el hebreo también es utilizado por alrededor de 1000 israelíes que viven en el país y por la extensa comunidad judeocostarricense, finalmente el idioma portugués cuenta con la presencia de 1500 brasileños que habitan en el país y es un idioma que cada vez es más promovido e impartido en diversas escuelas y colegios.

Religión[editar]

Imagen de la Virgen de los Ángeles, declarada en 1824 patrona de Costa Rica.

Según el artículo 75 de Constitución, la religión oficial del país es la católica, lo que convierte a Costa Rica y Argentina en los únicos estados confesionales de América. El mismo artículo también reconoce la libertad de culto. El catolicismo es la religión predominante entre la población, producto de la herencia española, y muchas tradiciones religiosas católicas se siguen celebrando en la actualidad en el país, como la Semana Santa o la tradicional romería del 2 de agosto a Cartago para visitar a la Virgen de los Ángeles, patrona de la nación. Sin embargo, su dominio ha venido disminuyendo con los años, pasando de un 86% en 1996, a un 62% en 2017.[218]​ El estudio más reciente realizado en el país, efectuado por el Instituto de Estudios Sociales de Población (IDESPO) de la Universidad Nacional en 2018, reportó que un 52.5% de la población se declaró católica practicante, confirmando una tendencia en la reducción del catolicismo que se viene dando tanto en Costa Rica como en América Latina desde los años 1990. Por el contrario, los protestantes de las distintas denominaciones han venido creciendo. El protestantismo prácticamente se duplicó entre 1996 y 2013, pasando de un 9% a un 21%, respectivamente, representando en la actualidad un 27.1% de la población según la encuesta de IDESPO.[219]

Las personas sin religión pasaron de un 5% a un 11% entre 1996 y 2013 según datos de Latinobarómetro,[218]​ mientras que la encuesta de IDESPO reportó un 2.4% declarándose como ateo o agnóstico, sin embargo, la encuesta de IDESPO también reveló que un 16.5% de los costarricenses cree en un dios, deidad o fuerza superior pero no practica ninguna religión. Esta diferencia radica en que la encuesta de IDESPO es la primera que estableció una diferenciación entre creyentes sin religión y agnósticos, algo que no se había realizado en encuestas anteriores, que incluían a ambos grupos en la misma categoría.[219]

En Costa Rica existen 8 etnias indígenas. Muchas de ellas preservan sus creencias religiosas hasta la actualidad, particularmente los bribris y cabécares. Producto de la inmigración de diversos pueblos a lo largo de su historia, existen en Costa Rica otras religiones: el budismo suma unas 100 000 personas para el 2%, hay unos 3500 profesantes de la fe judía, unos 500 musulmanes,[220]​ así como comunidades más modestas de cristianos ortodoxos, hinduistas, bahais, jainistas,[221]neopaganos (mayormente wiccanos y asatruar),[222][223]rastafaris,[224]taoístas,[225]sijs,[226][227]​ y luciferinos.[228]

Salud[editar]

Índice de desarrollo humano costarricense (2010), comparado con cinco países centroamericanos.
Fachada del Hospital Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia en San José.

El sistema de salud está a cargo de diversas instituciones estatales: el Ministerio de Salud Pública, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y el Instituto Nacional de Seguros. Costa Rica invirtió en salud, durante el 2014, un 9.3 % de su PIB.[229]​ Esto lo ubica entre los doce países del mundo que más invierte en salud y el que más invierte a nivel de América Latina, según la OCDE.[230]​ El sistema de seguridad social del país, a cargo de la CCSS, es de tipo universal. La Caja Costarricense de Seguro Social, la Junta de Pensiones y Jubilaciones del Magisterio Nacional, la Superintendencia de Pensiones , la Sociedad de Seguros de Vida del Magisterio Nacional y el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación Costarricense pertenecen a la Conferencia interamericana de seguridad social (CISS).

Costa Rica es el país con la mayor esperanza de vida de América Latina (80 años),[231]​ y en él se encuentra una de las cinco zonas azules de longevidad del planeta, única de Latinoamérica: la península de Nicoya.[232]​ En 2015 reportó una tasa bruta de natalidad de 14.86 y una tasa de mortalidad de 4.35.[233]​ La tasa de fecundidad anual oscila en 1.76,[234]​ unos 80.000 partos por año, de los cuales un 13 % ocurre en adolescentes.[235]​ Desde 2011, la tasa de mortalidad infantil ha venido descendiendo continuamente hasta alcanzar niveles históricos en 2015: 7.8 muertes por cada 1000 nacidos vivos.[236]​ La razón de mortalidad materna fue de 2.65 por cada 10 000 nacimientos en 2015.[237]​ El aborto en Costa Rica únicamente es terapéutico, cuando corre riesgo la salud de la persona gestante,[238]​ aunque están en continuo debate diversas propuestas para cambiar su estatus: desde una norma técnica hasta la despenalización.

Según datos de la FAO, Costa Rica posee el porcentaje de desnutrición más bajo de Centroamérica (5.6%), por debajo del promedio para América Latina, pero también muestra un incremento importante en los niveles de sobrepeso y obesidad.[239]​ El país presenta una disminución progresiva en los índices de mortalidad por enfermedades infecciosas, de la reproducción, perinatales y por deficiencias nutricionales, mientras registra causas de mortalidad general similares a las de los países desarrollados: enfermedades cardiovasculares, tumores y traumatismos.[240]​ La tasa de incidencia de diabetes fue de 10.5 % en 2014.[241]​ A 2016, el país registraba alrededor de 10 000 personas que viven con VIH/sida.[242]

El sistema de salud de Costa Rica ha sido catalogado en varias ocasiones como uno de los mejores en el mundo por diversas instituciones y organizaciones internacionales,[243][244][245][245][246]​ aunque desde hace décadas surgen incógnitas relacionadas con su difícil mantenimiento, corrupción interna y saturación de servicios.[247]

Educación[editar]

El Edificio Metálico, sede de la Escuela Buenaventura Corrales.

La enseñanza general básica, que abarca desde el nivel preescolar hasta la educación diversificada en secundaria, es obligatoria, gratuita y costeada por la nación. Esta es supervisada por el Ministerio de Educación Pública. En el año 2020 invirtió un 6,7% de su PIB en educación, alrededor de 4.300 millones de dólares, siendo el país número 25 que más invierte en educación con respecto al tamaño de su economía.[248]

El país presentó una tasa de alfabetización del 97% a 2016. La tasa neta de escolaridad en educación primaria fue del 93.1% en el 2018, mientras que en secundaria rondó el 75%. En 2018, la matrícula en educación preescolar alcanzó un histórico 80% luego de permanecer en un 60% por más de una década. La matrícula en secundaria pasó del 81% al 123% en educación diversificada y 123 a 132% en el tercer ciclo, entre 2011 y 2018. En 2017, el 28% de la población entre 25 y 34 años poseía un título de educación superior.

Costa Rica posee 5 universidades públicas, que cuentan con el estatus constitucional de instituciones autónomas, siendo la principal la Universidad de Costa Rica (1940). Para el 2018, se determinó que existen en el país al menos 1341 ofertas educativas superiores, correspondiendo el 20% a carreras de Educación, el 16% a Ciencias Económicas y el 14% a Ciencias de la Salud y Ciencias Sociales.[249]

Cantones más poblados[editar]

Cantones más poblados de Costa Rica (proyecciones para 2021)[250]


San José

Alajuela

N.º Cantón Provincia Población N.º Cantón Provincia Población


Desamparados

San Carlos

1 San José San José 349 678   5 Cartago Cartago 165 195
2 Alajuela Alajuela 318 087   6 Pococí Limón 152 689
3 Desamparados San José 247 332   7 Heredia Heredia 144 646
4 San Carlos Alajuela 203 149   8 Pérez Zeledón San José 143 222

Cultura[editar]

Rueda de carreta pintada, uno de los símbolos representativos de la cultura costarricense.

La cultura de Costa Rica se manifiesta como la mezcla y cohesión sincrética de las diversas costumbres de sus habitantes, originadas en intensas inmigraciones, mestizaje y convivencia pluricultural que tiene el país como puente natural y crisol étnico.[251][252][253]​ Dicha abundancia única y distintiva, que se conserva a nivel familiar, cantonal y nacional, permite definir las raíces del ser costarricense mediante todo tipo de tradiciones, folclor, usos culinarios, música, bailes,comidas típicas,así como un acento característico.

Escultura[editar]

Los héroes de la miseria, de Juan Ramón Bonilla. Mármol, 166 x 83 x 61. 1908. Vestíbulo del Teatro Nacional de Costa Rica.

En las expresiones artísticas del país se puede reconocer un hilo conductor a través de más de 8.000 años, identificable en sus mitos, héroes, leyendas y expresiones populares. En el país se practican multitud de técnicas y estilos, y hay diversidad en las temáticas y uso de materiales. El arte costarricense se ha establecido de acuerdo a los comportamientos sociales y demandas estéticas de determinadas épocas históricas por las que ha atravesado la sociedad costarricense, recibiendo primeramente impulso del Estado, como la fundación de la Academia Nacional de Bellas Artes (1897), y la Universidad de Costa Rica (1940), y a partir de 1980, también por parte de la empresa privada.

La escultura cuenta con sólidas raíces ancestrales que se remontan a la época prehispánica, cuyo epítome son las esferas de piedra por su síntesis formal. Los maestros imagineros española produjeron gran cantidad de arte religioso, y de sus talleres surgieron los primeros escultores laicos educados en la tradición académica europea. La pintura surge a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, principalmente entre la alta sociedad y con influencia de pintores extranjeros establecidos en el país, como Emil Span, Tomás Povedano y Aquiles Bigot. A partir de 1930, una nueva generación de artistas creará una identidad artística nacional, con un arte más vernáculo, en la pintura, con un estilo criollo con influencias de las vanguardias europeas, pero centrado en el paisaje rural y la cultura autóctona, en especial la casa de adobes como icono cultural del país, y consolidándose una escuela de acuarela, y en la escultura, obras cercanas a las raíces indígenas, con el uso de materiales autóctonos como la piedra volcánica en lugar del mármol. A partir de allí, los artistas nacionales explorarán nuevos estilos como el muralismo (1940-1950), el abstraccionismo (1960-1970), el arte figurativo (1970-1980), hasta alcanzar la libertad creativa.

Aunque cultivadores también de otras artes, algunos de los escultores ticos más afamados son Juan Ramón Bonilla, Juan Rafael Chacón, Néstor Zeledón Varela, Néstor Zeledón Guzmán, Hernán González Gutiérrez, Ibo Bonilla Oconitrillo, Francisco Zúñiga o Jorge Jiménez Deredia.

Pintura[editar]

Casa de adobes de Ezequiel Jiménez.

Como en el caso de los escultores, artistas costarricensen dedicados únicamente a la pintura algún caso existe,[254]​ pero la mayoría de los mismos son artistas pluridisciplinares, aún con todo algunos que han destacado por su faceta de pintor son: Ezequiel Jiménez R