Dioscuros

Los Dioscuros, estatua en la Embajada de Alemania en San Petersburgo, 1913.

En la mitología griega, los Dioscuros (en griego antiguo y moderno, Διόσκουροι, Dióskouroi; en latín, Dioscuri, «hijos de Zeus»), llamados Cástor y Pólux (o Polideuces o Polideuco) (Κάστωρ καὶ Πολυδεύκης), eran dos famosos héroes mellizos, hijos de Leda y hermanos de Helena de Troya y de Clitemnestra. En latín, también eran conocidos como Gemini («gemelos») y a veces como Castores.[1]

Origen[editar]

Los Dioscuros, en el reverso de una moneda del emperador Majencio.

Según el Lexicon de H. G. Liddell y R. Scott, Κάστωρ Kástôr significa «castor», en griego antiguo,[2]​ y Πολυδεύκης, Polydeúkês, «muy dulce».[3][4]

La historia de su paternidad es confusa. La versión más conocida es que Zeus se metamorfoseó en cisne y sedujo así a Leda. Por esto, se dice con frecuencia que los hijos de Leda salieron de dos huevos que esta puso. Sin embargo, otras muchas fuentes afirman que el marido mortal de Leda, el rey Tíndaro (o Tindáreo), de Lacedemonia, fue en realidad el padre de algunos de los hijos, por lo que a menudo se les nombraba con el patronímico tindáridas.[5]​ La cuestión de qué hijos eran mortales o medio inmortales y cuáles nacieron de un huevo u otro depende de la fuente: a veces, se dice que Cástor y Pólux eran ambos mortales, y a veces, que inmortales. Lo que sí coincide es que, si solo uno de ellos es considerado inmortal, este era Pólux. Para complicar aún más la cuestión, la historia de Zeus convertido en cisne se asocia a veces con la diosa Némesis. En esta tradición, era la diosa la que fue seducida y puso el huevo, pero este fue entonces hallado, o llegó a manos de Leda. Sin embargo, esta historia suele asociarse más con Helena que con Cástor y Pólux.

Hazañas[editar]

Cástor era famoso por su habilidad para domar caballos y cabalgarlos, y Pólux, por su destreza en la lucha cuerpo a cuerpo (similar a lo que ahora se llama boxeo).[5]​ Cuando Teseo y Pirítoo secuestraron a su hermana Helena y la llevaron a Afidna, los Dioscuros la rescataron, y también raptaron, en venganza, a la madre de Teseo, Etra. También, acompañaron a Jasón en el Argo. Durante el viaje, Pólux mató al rey Ámico, en un combate a mano limpia. Cuando Astidamía, reina de Yolco, ofendió a Peleo, los Dioscuros lo ayudaron a devastar su país. [5]

Cástor y Pólux raptaron a las hijas de Leucipo, Hilaira y Febe, y se casaron con ellas. Por esto, Idas y Linceo, sobrinos de Leucipo (o pretendientes rivales), mataron a Cástor. Pólux, que había recibido el don de la inmortalidad de Zeus, convenció a su padre para que se lo concediera también a Cástor. Así, ambos se alternaban como dioses en el Olimpo y como mortales fallecidos en el Hades.[5]​ Zeus premió además este amor fraternal colocando a ambos en el cielo, donde permanecen inseparables como la constelación de Géminis. Las dos estrellas más brillantes de la constelación, Alpha y Beta Geminorum, marcan las cabezas de los gemelos.

Culto[editar]

Tetradracma de plata del rey grecobactriano Eucrátides I (171-145 a. C.) con los Dioscuros en el reverso.

Su fiesta se celebraba el 15 de julio. Aunque en la mitología griega Cástor era mucho más venerado que Pólux, ambos tenían su propio templo en el Foro Romano denominado Templo de Cástor y Pólux (dedicado por el general Aulo Postumio en el siglo V a. C.), así como en Atenas (en las laderas de la Acrópolis y Delos.[6]​ Compáraseles con Anfión y Zeto, de Tebas; con Rómulo y Remo, de Roma; con San Cosme y San Damián, de la religión católica, y con los Asvins, de la mitología védica. Algunos autores han propuesto la hipótesis de un origen común indoeuropeo para el mito de los dioses gemelos.[7]

La constelación Géminis representa a estos gemelos, y sus estrellas más brillantes (α y β Geminorum) se llaman Cástor y Pólux, en su honor. Hay también fuentes antiguas que los identifican con las estrellas de la mañana y de la noche. Otras fuentes asignan a los Dioscuros el cometido de patrones de los marineros; con esa advocación, se les dedicó un templo en el puerto de Naucratis, Egipto. En este sentido, ambos eran identificados con el fenómeno conocido como Fuego de San Telmo, cuando el fuego era de dos puntas.[5]​ Según esta tradición, durante las tormentas eran invocados como salvadores de los barcos que se encontraban en riesgo de naufragar, y a los cuales auxiliaban con su fuego.[8]

También se les consideraba protectores del hogar y la hospitalidad, los juramentos, la amistad y las actividades deportivas. De este modo, eran los patrones de los atletas. Asociados con la guerra, se creía que ambos protegían a los guerreros en la batalla, y su vinculación con los caballos hizo que los caballeros romanos (equites) adoptaran a Cástor como patrón. Abundantes representaciones artísticas (especialmente en monedas romanas) los representaron como jinetes de caballería.[6]

Una leyenda romana consideraba que los Dioscuros habían luchado en la Batalla del Lago Regilo, comandando la caballería de los romanos que derrotó a los latinos. Acabada la batalla, aparecieron en el foro de Roma para, mientras sus monturas abrevaban, comunicar la victoria a los romanos que habían quedado en casa, guardando la ciudad. Cuando los combatientes regresaron victoriosos, comprobaron que la noticia del triunfo era ya conocida en la ciudad. Escuchado el relato de la aparición de los dos jinetes y no siendo capaces de localizarlos de nuevo ni de saber quiénes eran, interpretaron los romanos que todo se trataba de un prodigio de los gemelos divinos. En el mismo lugar donde fueron vistos, se les erigió un templo, y la fuente que había al lado fue considerada sagrada. Además, cada año se celebraban sacrificios y festividades en su honor, para conmemorar la victoria.[9]

Los tres Dioscuros[editar]

Según el poeta latino Cicerón, en su De Natura Deorum, existieron hasta tres generaciones diferentes de Dioscuros:[10]

  • Los primeros Dioscuros, tres en número, se llaman 'Anactes' en Atenas (Tritopátreo, Eubúleo y Dioniso), nacieron de un antiquísimo rey Júpiter (Zeus) y de Prosérpina (Perséfone).
  • Los segundos Dioscuros, Cástor y Pólux, nacieron del tercer Júpiter y de Leda.
  • Los terceros Dioscuros también son tres en número, y los llaman algunos Alcón, Melampo y Tmolo, y son hijos de Atreo, el nacido de Pélope.

Toponimia[editar]

Ciudad de Dioscurias[editar]

La antigua ciudad de Dioscurias o Dioskurias (Διοσκουριάς) en la costa del Mar Negro, la actual Sujumi, recibió su nombre. Además, según la leyenda, la ciudad fue fundada por ellos.[11][12]​ Según otra leyenda, la ciudad fue fundada por sus carreteros, Anfito y Cercio de Esparta.[13][14]

Isla de Dioscuri[editar]

La isla de Socotra, situada entre el Canal Guardafui y el Mar de Arabia, fue llamada por los griegos Dioskouridou (Διοσκουρίδου νήσος), que significa "la isla de los Dioscuros".

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. LEWIS, Charlton Th.; SHORT, Charles (1879). «gĕmĭnus , a, um, adj. cf.: gener, genui (gigno)». A Latin Dictionary (en inglés). Oxford: Clarendon Press. Consultado el 23 de julio de 2018. 
    • Charlton Thomas Lewis (1834 - 1904): escritor y lexicógrafo estadounidense conocido sobre todo por sus diccionarios de latín - inglés.
  2. Liddell, Henry George y Scott, Robert (1940). «κάστωρ». A Greek-English Lexicon (en inglés). Oxford: Clarendon Press. Consultado el 23 de julio de 2018. 
  3. Liddell, Henry George y Scott, Robert (1940). «Πολυδεύκης 1 = ὁ πολλὴν δόξαν ἔχων». A Greek-English Lexicon (en inglés). Oxford: Clarendon Press. Consultado el 23 de julio de 2018. 
  4. Liddell, Henry George y Scott, Robert (1940). «Πολυ^δεύκης , εος, ὁ,». A Greek-English Lexicon (en inglés). Oxford: Clarendon Press. Consultado el 23 de julio de 2018. 
  5. a b c d e GRIMAL, Pierre (2014). «Dioscuros». Diccionario de mitología griega y romana (Buenos Aires: Paidós). pp. 141-142. 
  6. a b Mark Cartwright. «Cástor y Pólux». World History Encyclopedia. Consultado el 23 de diciembre de 2023. 
  7. José Luis Murga Gener, Posibles bases mitológicas de la magistratura binaria romana, p.23, en revista Estudios clásicos, ISSN 0014-1453, Tomo 16, n.º 65, 1972.
  8. Gil, Juan (2020). «Alcides y el Cid». Boletín de la Real Academia Española 100 (322): 746. ISSN 0210-4822. 
  9. Dionisio de Halicarnaso: Historia antigua de Roma o Antigüedades romanas (Ῥωμαική ἀρχαιολογία - Rhōmaikē arkhaiologia), VI, 13.
  10. Cicerón: De Natura Deorum, 21, 53
  11. Hyginus, Fabulae, 275
  12. Pomponius Mela, Chorographia, 1. 111
  13. Ammianus Marcellinus, Historia, 22.8.24
  14. Solinus, Polyhistor, 15.17

Bibliografía adicional[editar]

  • Burkert, Walter (1985), Greek Religion (en inglés), Cambridge: Harvard University Press, pp. 212-13 ..
  • Kerényi, Karl (1959), The Heroes of the Greeks (en inglés), Thames and Hundson, pp. 105-12 et passim ..
  • Maier, Bernhard (1997), Dictionary of Celtic Religion and Culture (en inglés), Boydell & Brewer ..
  • Píndaro, Oda Décima: a Agesidamo de Logris, púgil, consultado el 18 de junio de 2022 ..
  • Ringleben, Joachim, «An Interpretation of the 10th Nemean Ode», Ars Disputandi (en inglés), Douglas Hedley and Russell Manning, transl, archivado desde el original el 14 de abril de 2013 ..
  • Walker, Henry J. The Twin Horse Gods: The Dioskouroi in Mythologies of the Ancient World. London–NY: I.B. Tauris, 2015. (en inglés)
  • "The Divine Twins in early Greek poetry". Robbins, Emmet. Thalia Delighting in Song: Essays on Ancient Greek Poetry. University of Toronto Press. 2013. pp. 238–253. ISBN  978-1-4426-1343-0 (en inglés)
  • Lippolis, Enzo. "RITUALI DI GUERRA: I DIOSCURI A SPARTA E A TARANTO." Archeologia Classica 60 (2009): 117–59. www.jstor.org/stable/44367982. (en italiano)
  • De Grummond, Nancy Thomson. "Etruscan Twins and Mirror Images: The Dioskouroi at the Door." Yale University Art Gallery Bulletin, 1991, 10–31. www.jstor.org/stable/40514336. (en inglés)

Enlaces externos[editar]

  • TEÓCRITO: Idilios (Ειδύλλια); XXII: Himno a los Dioscuros (Ὕμνος εἰς Διοσκούρους).
Ettore Romagnoli.