Primavera

La primavera es una de las cuatro estaciones del año, sigue al invierno y precede al verano. La definición y duración de la misma varía, desde el punto de vista meteorológico; es propia de las zonas templadas y corresponde a un tiempo intermedio —entretiempo—[1]​ entre la estación fría, el invierno, y la cálida, el verano. Desde el punto de vista de la astronomía, comienza tras el equinoccio de primavera y termina tras el solsticio de verano.[2]​ En el calendario la primavera corresponde a los meses de marzo, abril, mayo y junio en el hemisferio norte y a los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre en el hemisferio sur.

Esta temporada se identifica tradicionalmente con el renacimiento de la naturaleza, un aumento de las temperaturas medias, el deshielo, la floración de las plantas, el despertar de los animales en hibernación y el regreso de las especies migratorias. Estas características han hecho que sea usada como una metáfora de la renovación de la vida o de su primer desarrollo.[3]

Cerezo en flor
Primavera, de Giuseppe Arcimboldo.
Estatua alegórica de la primavera en el estanque del pazo de Lóngora (Liáns, Oleiros, España).

Etimología[editar]

En latín la palabra para designar a la primavera es vēr, vēris, que procede del protoindoeuropeo *wesr̥. El comienzo de este período era conocido como primo vēre, literalmente, «el principio de la primavera», que dio en latín vulgar: prima vera, con idéntico sentido. La palabra aparece atestiguada hacia 1490.[4]

Sin embargo el nombre de la estación era verano, a partir de la forma verānum tĕmpŭs, literalmente «tiempo de primavera». Así dice Nebrija sobre las estaciones astronómicas: «En cuatro cuartas se parte el año, las cuales se distinguen por cuatro términos: dos solsticios, uno del invierno, en el menor día del año, y otro del estío, en el mayor día del año; y dos equinoccios, uno del verano, cuando en el mes de marzo igualan las noches con los días, y otro en el otoño, cuando en el mes de septiembre otra vez igualan las noches con los días.»[5]​ También se las menciona con este nombre en el Tesoro de la Lengua de Covarrubias: verano (la actual primavera), cuando el sol entra en Aries, estío (el actual verano, derivado del latín aestas, aestivus), correspondiente a Cáncer, otoño, marcado por el paso del sol a Libra, e invierno que empieza con el sol en Capricornio. Por la misma época se lee en Cervantes: «La primavera sigue al verano, el verano al estío, el estío al otoño, y el otoño al invierno, y el invierno a la primavera, y así torna a andarse el tiempo con esta rueda continua».[6]​ En este momento el período que va de mediados de marzo a mediados de septiembre (en el hemisferio norte, por supuesto) es designado con tres nombres: «primavera», al comienzo, «verano», en su parte intermedia y «estío» hasta el final de la estación.[4][7]

En el siglo XVIII el Diccionario de autoridades (1726–1739) señala que verano es, por su etimología, la primavera, pero que el uso lo ha hecho sinónimo de estío, regularmente para designar el tiempo del estío. Hace, pues, sinónimos a verano y estío. En este momento comienza el uso de primavera para designar a toda la estación, que se vuelve común y normativo a finales del siglo XVIII.[8][7]

Cálculo meteorológico[editar]

Los meteorólogos generalmente definen cuatro estaciones en muchas áreas climáticas: primavera, verano, otoño e invierno. Estos están determinados por los valores de sus temperaturas promedio en forma mensual, y cada temporada dura tres meses. Los tres meses más cálidos son, por definición, el verano, los tres meses más fríos son el invierno, y los intervalos intermedios son la primavera y el otoño. Por lo tanto, la primavera meteorológica puede comenzar en diferentes fechas en diferentes regiones.

En los EE. UU. y R. U., los meses de primavera son marzo, abril y mayo.[9][10]

En Australia[11]​ y Nueva Zelanda,[12][13]​ la primavera comienza el 1 de septiembre y termina el 30 de noviembre.

En Irlanda, siguiendo el calendario gaélico, la primavera a menudo se define como febrero, marzo y abril.[14][15]

En Suecia, los meteorólogos definen el comienzo de la primavera como la primera ocasión en que la temperatura promedio de 24 horas supera los cero grados centígrados durante siete días consecutivos, por lo que la fecha varía con la latitud y la elevación.

En Brasil, los meses de primavera son septiembre, octubre y noviembre.

En Colombia, los meses de primavera son de febrero a principios de junio.

Duración[editar]

Astronómicamente esta estación comienza con el equinoccio de primavera (el 20 o 21 de marzo en el hemisferio norte y en el 22 o 23 de septiembre en el hemisferio sur ) y termina con el solsticio de verano (alrededor del 20 o 21 de junio en el hemisferio boreal y el 21 o 22 de diciembre en el hemisferio austral). En la zona intertropical del hemisferio norte comienza el 21 de marzo y llega hasta el 23 de septiembre. En la zona intertropical del hemisferio sur va del 24 de septiembre al 21 de marzo.

No obstante en zonas urbanas se adelanta debido al efecto isla de calor.[16]

Termina también con la estación seca alrededor del 21 de junio en el hemisferio norte y el 21 de diciembre en el hemisferio sur.

Sigue a la estación lluviosa y precede a la estación seca.

Recuperación astronómica y solar[editar]

En el hemisferio norte (por ejemplo, Alemania, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido),[17]​ el equinocciovernal astronómico (que varía entre el 19 y el 21 de marzo) se puede tomar para marcar el primer día de la primavera con el solsticio de verano (alrededor del 21 de junio) marcado como primer día del verano. Según el cálculo solar, la primavera comienza el 1 de febrero hasta el primer día del verano, el Primero de Mayo, y el solsticio de verano se marca como Solsticio en lugar del comienzo del verano, como en el cálculo astronómico.

En la cultura persa, el primer día de la primavera es el primer día del primer mes (llamado Farvardin), que comienza el 20 o el 21 de marzo.

En el calendario tradicional chino, la estación de "primavera" () consiste en los días comprendidos entre Lichun (3-5 de febrero), tomando Chunfen (20-22 de marzo) como punto medio, y terminando en Lixia (5-7 de mayo). Del mismo modo, según la tradición celta, que se basa únicamente en la luz del día y la fuerza del sol del mediodía, la primavera comienza a principios de febrero (cerca de Imbolc o Fiesta de la Candelaria) y continúa hasta principios de mayo (Beltane).

La estación primaveral en India se sitúa culturalmente en los meses de marzo y abril, con una temperatura media aproximada de 32 °C.[18]​ Algunas personas en la India especialmente del estado de Karnataka celebran su año nuevo en primavera, Ugadi.

Cálculo ecológico[editar]

El comienzo de la primavera no siempre viene determinado por fechas fijas del calendario. La definición fenológica o ecológica de la primavera se refiere a indicadores biológicos, como el florecimiento de una serie de especies vegetales, las actividades de los animales y el olor especial del suelo que ha alcanzado la temperatura necesaria para que florezca la micro flora. Estos indicadores, junto con el comienzo de la primavera, varían según el clima local y según el tiempo específico de un año concreto.[cita requerida] En Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, el National Trust lleva a cabo la campaña #BlossomWatch, que anima a la gente a compartir entre sí imágenes de flores, como indicador precoz de la llegada de la estación.[4]

Algunos ecologistas dividen el año en seis estaciones. Además de la primavera, el cálculo ecológico identifica una estación prevernal (temprana o preprimavera) separada entre las estaciones hibernal (invierno) y vernal (primavera). Se trata de una época en la que sólo florecen las flores más resistentes, como el azafrán, a veces cuando todavía hay algo de nieve en el suelo.[19]

Fenómenos naturales[editar]

Cientos de cerezo floreciendo en Extremadura (España), durante la primavera
Finales de abril en los Alpes. A grandes alturas[20]​ (o latitudes),[21]​ la primavera suele ser el periodo más nevado del año.
Un sauce en Estocolmo, abril de 2016
Siembra en primavera, Estonia

Durante el comienzo de la primavera, el eje de la Tierra aumenta su inclinación con respecto al Sol, y la duración de la luz diurna aumenta rápidamente para el hemisferio correspondiente. El hemisferio comienza a calentarse de forma significativa, lo que provoca la "primavera" de nuevas plantas, que da nombre a la estación.[22]

Cualquier nieve comienza a derretirse, hinchando los arroyos con escurrimiento y cualquier helada se vuelve menos severa. En climas sin nieve y con escasas heladas, las temperaturas del aire y del suelo aumentan más rápidamente.

Muchas plantas con flores florecen en esta época del año, en una larga sucesión que a veces comienza cuando todavía hay nieve en el suelo y continúa hasta principios del verano.[23]​ En zonas normalmente sin nieve, la "primavera" puede comenzar ya en febrero (hemisferio norte) o agosto (hemisferio sur), anunciada por la floración de magnolias de hoja caduca, cerezos y membrillos.[24]​ Muchas zonas templadas tienen una primavera seca, y un otoño húmedo, lo que propicia la floración en esta estación, más acorde con la necesidad de agua, así como de calor. Las zonas subárticas pueden no experimentar la "primavera" hasta mayo.

Aunque la primavera es el resultado del calor causado por el cambio de orientación del eje de la Tierra con respecto al Sol, el tiempo en muchas partes del mundo se ve afectado por otros acontecimientos menos predecibles. Las precipitaciones en primavera (o en cualquier estación) siguen tendencias más relacionadas con ciclos más largos -como el ciclo solar- o acontecimientos creados por las corrientes oceánicas y las temperaturas del océano -por ejemplo, el efecto El Niño y el Índice de Oscilación del Sur.

El tiempo inestable en primavera puede producirse con mayor frecuencia cuando el aire cálido comienza a invadir desde latitudes más bajas, mientras que el aire frío sigue empujando desde la región polar. Las inundaciones también son más frecuentes en las zonas montañosas y sus alrededores durante esta época del año, debido al deshielo acelerado por las lluvias cálidas. En Norteamérica, el Tornado Alley es más activo en esta época del año, sobre todo porque las Montañas Rocosas impiden que las masas de aire caliente y frío se extiendan hacia el este y las obligan a entrar en conflicto directo. Además de tornados, las tormentas supercélulas también pueden producir granizo de gran tamaño y vientos muy fuertes, por lo que se suele emitir un aviso de tormenta fuerte o aviso de tornado. Incluso más que en invierno, la corriente en chorro desempeña un papel importante en el tiempo inestable y severo del hemisferio norte en primavera.[25]

En las últimas décadas se ha observado una alteración de las estaciones, lo que significa que muchos signos fenológicos de la primavera se adelantan en muchas regiones unos dos días por década.

La primavera en el hemisferio sur es diferente en varios aspectos significativos a la del hemisferio norte por varias razones, entre ellas:

  1. No hay puente terrestre entre los países del Hemisferio Sur y la zona Antártica capaz de traer aire frío sin los efectos mitigadores de la temperatura de extensas extensiones de agua;
  2. La mayor cantidad de océano en el hemisferio sur en la mayoría de las latitudes;
  3. Existe un flujo circumpolar de aire (cuarenta y cincuenta rugientes) no interrumpido por grandes masas de tierra;
  4. No hay corrientes en chorro equivalentes; y
  5. Las peculiaridades de las corrientes oceánicas inversas en el Pacífico.[26]

Tiempo[editar]

En lo que respecta al tiempo, suele ser frecuente el aumento muy lento y progresivo del nivel de la temperatura conforme avanzan las semanas, con algún período intercalado en el que puede «reaparecer» el ambiente invernal debido a algunas masas de aire frío residuales. Las precipitaciones tienden a ser más irregulares y menos generalizadas, descargando en forma de chubascos y tormentas más probables a mediados y finales de la estación, cuando el verano está próximo. Las hojas y flores de los árboles de hoja caducifolia vuelven a crecer de manera gradual, dando colorido de nuevo al paisaje después del invierno.

En los últimos años el calentamiento global ha provocado la aceleración del paso del invierno al verano.

Cultura[editar]

La primavera también puede referirse a las ideas del renacimiento, el rejuvenecimiento, la renovación, la resurrección y el nuevo crecimiento. En la literatura la primavera representa la juventud, época o fase la vida de una persona en la que se dice que está en la «flor de la vida» ya que en la primavera florecen las plantas, hay muchos pájaros, brilla más el sol y los días son más largos.

Festividades[editar]

En Venezuela el «Día de la Primavera» se celebra el 19 de marzo, coincidiendo con la celebración del «Día de San José».

En Argentina el «Día de la Primavera» se celebra el 21 de septiembre, coincidiendo con la celebración del «Día del Estudiante».[27]​ En esta misma fecha se conmemora en Paraguay el «Día de la Primavera y de la Juventud».[28]

En el Perú, sin embargo, el «Día de la Primavera y la Juventud», se celebra cada 23 de septiembre.[29]​ En México, se celebra la llegada de la primavera el 21 de marzo junto al natalicio de Benito Juárez.

Referencias[editar]

  1. Real Academia Española. «entretiempo». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  2. «Primavera (definición)». Diccionario de la lengua española. 
  3. Planelles, Manuel (7 de junio de 2023). «Crisis climática en España: la primavera se cierra como la más cálida y la segunda más seca de la serie histórica». El País. Consultado el 7 de junio de 2023. 
  4. a b c Corominas, Joan (1982) Breve Diccionario etimológico de la Lengua Castellana, Madrid (Gredos) s. v. Verano Error en la cita: Etiqueta <ref> no válida; el nombre «:0» está definido varias veces con contenidos diferentes
  5. Antonio de Nebrija, Tabla días y horas, 1517, fol. IVr
  6. Miguel de Cervantes Saavedra. Don Quijote de la Mancha. Segunda parte, Capítulo LIII.
  7. a b «Verano». Universidad de Salamanca. p. Diccionario de la Ciencia y de la Técnica del Renacimiento (DICTER) Versión en línea. 
  8. Francisco Javier Fuente Fernández (16 de marzo de 2016). «PRIMA VERA (PRIMAVERA) ‘AL PRINCIPIO DE LA PRIMAVERA’». Literatura y otros mundos. Consultado el 22 de septiembre de 2020. 
  9. «Spring». Glossary of Meteorology. Consultado el 5 de marzo de 2018. 
  10. «Met Office: Spring». Consultado el 5 de marzo de 2018. 
  11. «Australian Bureau of Meteorology – Climate Glossary – Seasons». Australian Bureau of Meteorology. bom.gov.au. Consultado el 30 de marzo de 2018. 
  12. Deguara, Brittney (27 de mayo de 2019). «When does winter officially start in New Zealand?». Stuff. Consultado el 4 de octubre de 2020. 
  13. WW Forecast Team (1 de marzo de 2012). «POLL: Do you want the dates of our seasons changed?». Weather Watch. Archivado desde el original el 3 de marzo de 2016. 
  14. «Get ready for the seasons in Ireland». www.durbanresidence.com. Archivado desde el original el 7 de junio de 2020. Consultado el 23 de septiembre de 2022. 
  15. Farrell, Conor. «Column: When does spring really start? Let's clear this is up once and for all.». TheJournal.ie. 
  16. https://elpais.com/elpais/2019/11/11/ciencia/1573464926_409619.html
  17. «Met Office: Primavera». Consultado el 5 de marzo de 2018. 
  18. «Temporadas en India | Diferentes tipos de estaciones en la India con meses». gupshups. October 2019. 
  19. Allaby, Michael (1999). «A Dictionary of Zoology». Archivado desde el original el 2 de junio de 2013. Consultado el 30 de mayo de 2012. 
  20. "Profundidades medias de nieve, 1983-2002" (mapas, véase abril), Atlas hidrológico de Suiza, Oficina Federal de Medio Ambiente
  21. Warren, Stephen G.; Rigor, Ignatius G.; Untersteiner, Norbert; Radionov, Vladimir F.; Bryazgin, Nikolay N.; Aleksandrov, Yevgeniy I.; Colonia, Roger (junio de 1999). «Profundidad de nieve en el hielo marino ártico». Journal of Climate 12 (6): 1814-1829. Bibcode:1814W 1999JCli...12. 1814W. Consultado el 6 de mayo de 2021. «La nieve más profunda se encuentra justo al norte de Groenlandia y la isla de Ellesmere, con un máximo a principios de junio de más de 40 cm». 
  22. Hiskey, Daven (26 de septiembre de 2013). «¿Por qué llamamos a las estaciones primavera, verano, otoño e invierno?». Mental Floss. Consultado el 8 de agosto de 2019. 
  23. «¿Cómo florecen las flores?». Línea de Ciencia de la UCSB. UC Santa Bárbara. 25 de diciembre de 2008. Consultado el 9 de agosto de 2019. 
  24. Lelong-Lehoang, Claire (11 de octubre de 2019). nature-and-garden.com/gardening/trees-that-bloom-in-spring.html «Árboles con flores - los 5 mejores arbustos y árboles que florecen en primavera». Nature & Garden. Consultado el 9 de septiembre de 2019. 
  25. US Department of Commerce, NOAA. «NWS JetStream - The Jet Stream». www.weather.gov. 
  26. «El Niño: Los cambios en los vientos y las corrientes del Pacífico traen un clima cálido y salvaje». earthobservatory.nasa.gov. 14 de febrero de 2017. 
  27. Ministerio de Educación de la Nación de Argentina. Subsecretaría de Coordinación Administrativa. «Día de la Primavera». Archivado desde el original el 27 de abril de 2012. Consultado el 30 de mayo de 2012. 
  28. 21 de setiembre, Día de la Primavera y de la Juventud.
  29. Día de la Juventud.

Enlaces externos[editar]