Lenguas na-dené

Lenguas na-dené
Región Occidente de Norteamérica
Países CanadáBandera de Canadá Canadá
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
México México
Hablantes ~187.000 (2009)[1]
Familia Dené-Yenisei (?)
Subdivisiones Lenguas atapascas
eyak
tlingit
(haida)
ISO 639-2 (incluido en nai)
Ubicación de las lenguas na-dené en la época precolombina. Las lenguas na-dené, aunque son habladas por indígenas americanos, no pertenecen a la superfamilia amerindia.

Na-dené es una familia de lenguas del noroeste de Norteamérica. Está conformada por las lenguas tlingit, eyak y el conjunto de lenguas atabascanas, como las lenguas apaches, el navajo y el chipewyan, entre otras. La mayor parte de ellas son lenguas tonales, aunque se ha podido probar que el tono es un desarrollo reciente.

Una de las principales polémicas históricas con respecto a esta familia ha sido el estatus del haida. Sapir sugirió en 1915 que el haida debía incluirse en la familia na-dené, pero investigaciones posteriores mantienen la controversia al respecto. Otro tema que ha producido intensa investigación durante los inicios del siglo XXI es la posibilidad del parentesco con las lenguas yeniseicas.

Historia[editar]

Distribución del haplogrupo C2 en las poblaciones autóctonas de América y Asia. Esta marca genética aparece correlacionada en América con la expansión de las lenguas na-dené.

El término na-dené fue propuesto originalmente por Edward Sapir para designar un conjunto de lenguas presuntamente emparentadas que incluían a las lenguas atabascanas, al tlingit y al haida (en ese entonces se desconocía la existencia del eyak, lengua más estrechamente emparentada con el atabascano que el tlingit). La hipótesis de que estas lenguas podrían estar relacionadas apareció en el trabajo de Sapir de 1915 "The Na-Dene languages: A preliminary report", donde describe la elección del nombre:[2]

El nombre que he elegido para la cepa, Na-dene, puede justificarse por referencia al n.º 51 del vocabulario comparado. 51 del vocabulario comparativo. Dene, en varias formas dialécticas, es un término athabasco muy extendido para "persona, gente"; el elemento *-ne (*-n, *-η) que forma parte de él es una antigua raíz para "persona, gente" que, como sufijo o prefijo, se usa frecuentemente en athabasco en ese sentido. Es cognado con H. na "habitar; casa" y Tl. na "gente". El término compuesto Na-dene designa así por medio de tallos nativos a los hablantes de las tres lenguas en cuestión, además de continuar el uso del antiguo término Dene para la rama athabaska del tronco.

El trabajo moderno apunta a que la hipótesis de parentesco de Sapir encuentra vínculos demostrables entre el tlingit y el grupo atabascano, aunque no hay evidencia ampliamente reconocida para incluir en la familia na-dené al haida. Posteriormente a la propuesta de Sapir se identificó el eyak como una lengua de la familia na-dené.

La primera controversia surge pronto con Goddard en 1920, quien dudaba de la conexión tlingit-atabascano.[3]​ Mas la hipótesis na-dené de Sapir con la inclusión del haida, tuvo gran apoyo en Dell Hymes 1956,[4]​ Heinz-Jürgen Pinnow desde 1958[5]​ y Greenberg 1987.[6]

La hipótesis Sapir tuvo el rechazo de varios especialistas, destacando en ello Michael Krauss desde 1964[7]​ y Levine 1979.[8]​ Sin embargo, Pinnow ha continuado presentando evidencias incluso en publicaciones más recientes (2006),[9]​ desarrollando ampliamente las relaciones tlingit-eyak-atabascano-haida a nivel fonológico, morfofonológico, etimológico y gramatical.[10]

Perfil tipológico del Atabasko-Eyak-Tlingit[editar]

Todas estas lenguas comparten una estructura verbal prefijativa muy compleja en la que los marcadores de tiempo y humor se interdigitan entre los marcadores de concordancia de sujeto y objeto. El sello morfológico de la familia es una serie de prefijos que se encuentran directamente antes de la raíz del verbo y que aumentan o disminuyen la transitividad de la palabra verbal. Estos prefijos, conocidos tradicionalmente como "clasificadores", derivan históricamente de una combinación de tres clases distintas de morfemas y no se encuentran en ninguna otra familia de lenguas nativas americanas.

El sistema de fonemas contiene un gran número de consonantes dorsales (velares o uvulares) (que en muchas lenguas athabascanas modernas son palatales y velares, correspondientemente) así como una ausencia general de labiales obstruyentes (excepto donde /b/ ha surgido de *w). En la fonología histórica hay una tendencia generalizada, observable en muchas lenguas athabascanas, a que las distinciones tonales fonémicas surjan de rasgos glotales que originalmente se encontraban al final de la sílaba. Los rasgos glotales en cuestión son a menudo evidentes en eyak o tlingit. Estas lenguas son tipológicamente inusuales por contener una amplia prefijación y, sin embargo, ser SOV y postposicionales, características normalmente asociadas a las lenguas sufijadoras.

Propuestas de relaciones genealógicas más profundas entre el atabasko-eyak-lingit[editar]

A principios del siglo XIX se sugirió una conexión genealógica entre las lenguas tlingit, eyak y atabasko, pero no se aceptó universalmente hasta mucho más tarde. La Haida, con 15 hablantes fluidos (M. Krauss, 1995), fue vinculada originalmente al tlingit por Franz Boas en 1894. Tanto el haida como el tlingit fueron vinculados al athabaskan por Edward Sapir en 1915. Lingüistas como Lyle Campbell (1997) consideran hoy que las pruebas no son concluyentes. Han clasificado el haida como una lengua aislada. Para enfatizar la exclusión del haida, Campbell se refiere a la familia lingüística como Athabaskan-Eyak-Tlingit en lugar de Na-Dene. En 2010 Jeff Leer publicó amplios materiales primarios sobre lo que él denomina PAET (Proto-Athabaskan-Eyak-Tlingit).

Dené-Yeniseiana[editar]

En 2008, Edward Vajda de la Western Washington University presentó pruebas que sugerían que las lenguas na-dene (atabaskano-eyak-lingit) podrían estar relacionadas con las lenguas yeniseianas (o yeniseicas) de Siberia,[11]​ cuyo único representante vivo es la lengua ket.

La evidencia clave de las metodologías comparativas actuales incluyen homologías en los prefijos verbales y también una correspondencia sistemática entre la distribución de los tonos ket y las articulaciones consonánticas encontradas en el athabaskan-eyak-lingit. El artículo de Vajda ha recibido críticas favorables de varios expertos en lenguas na-dene y yeniseicas, como Michael Krauss, Jeff Leer, James Kari y Heinrich Werner, así como de otros lingüistas de renombre, como Bernard Comrie, Johanna Nichols, Victor Golla, Michael Fortescue y Eric Hamp. La conclusión de este seminario fue que la comparación con los datos yeniseic muestra que Haida no puede ser clasificado en una unidad genealógica con Atabasko-Eyak-Tlingit.

Sino-Tibetano[editar]

Un vínculo entre las lenguas na-dené y las sino-tibetanas, conocido como sino-dené fue propuesto por Edward Sapir. Hacia 1920 Sapir se convenció de que el na-dené estaba más estrechamente relacionado con el sino-tibetano que con otras familias americanas. [12]​ Escribió una serie de cartas a Alfred Kroeber en las que hablaba con entusiasmo de una conexión entre na-dene e "indochino". En 1925, se publicó en Science Supplements un artículo de apoyo que resumía sus pensamientos, aunque no escrito por él, titulado "The Similarities of Chinese and Indian Languages". [13]

La propuesta Dené-Yeniseiana de Edward Vadja renovó el interés de lingüistas como Geoffrey Caveney (2014) por buscar apoyo a la hipótesis Sino-Dené. Caveney consideraba plausible un vínculo entre el sinotibetano, el na-dené y el yeniseiano, pero no apoyaba la hipótesis de que el sinotibetano y el na-dené estuvieran relacionados con las lenguas caucásicas (sino-caucásico y dené-caucásico). [14]

Un análisis realizado en 2023 por David Bradley utilizando las técnicas estándar de la lingüística comparada apoya un vínculo genético distante entre las familias lingüísticas sinotibetana, na-dené y yeniseiana. Bradley sostiene que cualquier similitud que el sinotibetano comparta con otras familias lingüísticas de la zona de Asia Oriental, como el hmong-mien, las altaicas (que en realidad es un sprachbund), el austroasiático, el kra-dai y el austronesio, se produjo por contacto; pero como no ha habido ningún contacto reciente entre las familias lingüísticas sinotibetana, na-dené y yeniseiana, entonces cualquier similitud que estos grupos compartan debe ser residual.[15]

Otras propuestas[editar]

Según la controvertida clasificación de las lenguas nativas de Norteamérica de Joseph Greenberg, el na-dené (incluida la haida) es uno de los tres principales grupos de lenguas nativas habladas en América. Partidarios contemporáneos de la teoría de Greenberg, como Merritt Ruhlen, han sugerido que la familia lingüística na-dené representa una migración distinta de personas de Asia al Nuevo Mundo que se produjo hace entre seis y ocho mil años, lo que la sitúa unos cuatro mil años más tarde que la migración anterior a América de hablantes de Amerind; ésta sigue siendo una hipótesis no demostrada. [16]​ Ruhlen especula con la posibilidad de que los hablantes de Na-Dené llegaran en barcos, asentándose inicialmente cerca de Haida Gwaii, actualmente en Columbia Británica, Canadá.[17]

Bouda, en varias publicaciones de los años 1930 a 1950, describió una red lingüística que (además del yeniseo y el sinotibetano) incluía también caucásicas, y burushaski, algunas de cuyas formas han recibido el nombre de sino-caucásicas. Los trabajos de R. Bleichsteiner[18]​ y O.G. Tailleur,[19]​ el fallecido Sergei A. Starostin[20]​ y Sergei L. Nikolayev[21]​ han intentado confirmar estas conexiones. Otros que han desarrollado la hipótesis, a menudo ampliada a Dené-caucásico, incluyen a J.D. Bengtson,[22]​ V. Blažek,[23]J.H. Greenberg (con M. Ruhlen),[24]​ y M. Ruhlen. [25]George Starostin continúa el trabajo de su padre en los campos yeniseo, sino-caucásico y otros.[26]​ Esta teoría es muy controvertida o considerada obsoleta por otros lingüistas.[27][28][29]

Clasificación[editar]

Las lenguas na-dené según Cook y Rice (1989)[30]​ se clasifican del siguiente modo:

Como es sabido, otros autores han propuesto que el idioma haida está remotamente relacionado con las lenguas anteriores. Esta propuesta se remonta a Edward Sapir (1915), aunque actualmente muchos especialistas rechazan la inclusión del haida en las lengua na-dené.

Parentesco con otras familias[editar]

Hipótesis dené-yeniseica[editar]

Lenguas dené-yeniseas de acuerdo con la hipótesis de Vajda.

Alfredo Trombetti fue el primero en proponer, en 1923, una relación entre las lenguas na-dené y las lenguas del Yenisei.[36]Michael Fortescue documentó las relaciones entre el idioma ket y las lenguas na-dené.[37]Merritt Ruhlen en 1998 también sostuvo argumentos en favor de la hipótesis dené-yeniseica.[38]

En marzo de 2008, el profesor Edward Vajda de la Western Washington University publicó un trabajo que resumía diez años de investigación, basada en la morfología verbal y en la reconstrucción de varias protolenguas, donde se mostraba evidencia de que las lenguas na-dené están relacionadas con las lenguas yeniseicas de Siberia (Vajda 2008). Este trabajo ha sido favorablemente considerado por varios especialistas,[39][40]​ pero también ha recibido críticas como la de Lyle Campbell, que considera insuficiente aun la evidencia presentada por Vajda.

DenéYeniseo 

lenguas yeniseianas

 Na‑Dené 

Tlingit

Eyak

Atabascano

Una investigación publicada en 2014 ha aportado nuevas evidencias sobre esta hipótesis: Mark A. Sicoli y Gary Holton codificaron un conjunto de datos sobre características tipológicas de las lenguas na-dene y ket y probaron el ajuste entre los datos y las filogenias lingüísticas, obteniendo resultados que apoyan la hipótesis de una conexión dené-yeniseica y que sugieren una dispersión de la protolengua desde Beringia, tanto hacia Siberia, como hacia América.[41]

Para Sicoli y Hilton, las lenguas ket y las de la costa pacífica norteamericana, antes de separarse entre ellas, se habrían separado primero de las del interior de Alaska y Norteamérica:[41]

DenéYeniseo 
Pacífico‑yeniseico

Lenguas yeniseicas

Tlingit - Eyak

Lenguas na-dené del Pacífico

Lenguas na-dené del Interior

Dené-caucásico[editar]

Otra hipótesis anterior, muy controvertida, es la de Joseph Greenberg, quien plantea que las lenguas na-dené se originaron en una migración específica de Asia a América hace 8000 a 6000 años, diferenciada de la migración esquimo-aleutina y del resto de los amerindios. Esta teoría extiende la controvertida hipótesis del lingüista ruso Sergéi Stárostin, de que la familia na-dené es parte de la macrofamilia dené-caucásica.

Descripción lingüística[editar]

Tanto el primer diccionario y la primera gramática de una lengua na-dené aparecieron sólo en el último cuarto del siglo XIX.[42]​ El trabajo de campo y la mejora de la documentación de las lenguas de esta familia permitió establecer una clasificación razonable de las ramas de la familia, así como una reconstrucción aceptable del proto-atabascano-eyak.[43]

Comparación léxica[editar]

Los numerales para diferentes lenguas na-dené son:

GLOSA Atabascano Eyak Tlingit PROTO-
NA-DENÉ
PROTO-
BAB.-CAR
PROTO-
PAC.-OREGÓN
PROTO-
APACHE
'1' *ĩtɬah *ɬaː- *táɬaʼáí tɬ͡inhɢ-ih tɬʰéːxʼ *tɬәh
'2' *nanki *naːxi *náˑʔki la’d-ih téːχ *dәːx
'3' *taq’i *taːɣi *táˑʔgi t’uhtɬ͡ga’ nʌ́sʼk
'4' *tink’e *t’ənʧi *dɪ́ˑŋgi qAlahqa’ga’ taːxʼúːn *tɨnx-
'5' *s-kʷənlai *ʂxoːɬaʔ *ašdlaʼi ʧ’aːn’-ih kʰeːʧɪ́n *
'6' *(i)ɬkə-taq’i *k’wostʰaːni *gostáˑn ʦi’iːn tɬʰeːtuːʃʊ́ *
'7' *sʧet’e *gostsʼidi la’diʦ’iːn tʌχʔʌtuːʃʊ́ *
'8' *(i)ɬkə-tink’e *nahkantu *tsáˑʔpi q’adiʦ’iːn nʌsʼkʔʌtuːʃʊ́ *
'9' *ɬanti *ngostʼáí guʦ’dæ: kuːʃʊ́q *kuʦ’-
'10' *hwonize(?) *kweneza(n) *goneˑznáˑn dAɢa:q’ ʧɪnkaːt *

Referencias[editar]

  1. Ethnologue:Statistical summaries
  2. Sapir, Edward (1915). “The Na-Dene languages, a preliminary report.” American, p. 558
  3. Goddard, Pliny E. (1920). “Has Tlingit a genetic relation to Athapascan?” International Journal of American Linguistics 1: 266–279.
  4. Hymes, Dell H. (1956). “Na-Déné and positional analysis of categories.” American Anthropologist 58: 624–638.
  5. Pinnow, Heinz-Jürgen (1958). “Zwei Probleme der historischen Lautlehre der Na-Dene-Sprachen (Stimmton und Aspirationskorrelation – Labiallaute).” Zeitschrift für Phonetik und Sprachwissenschaft 11:128–159.
  6. Greenberg, Joseph H. (1987a). Language in the Americas. Stanford: Stanford University Press.
  7. Krauss, Michael E. (1964). “Proto-Athapaskan-Eyak and the problem of Na-Dene I: The phonology.” International Journal of American Linguistics 30:118–131.
  8. Levine, Robert D. (1979). “Haida and Na-Dene: A new look at the evidence.” International Journal of American Linguistics 45: 157–170.
  9. Pinnow, Heinz-Jürgen (2006b), "Sprachhistorische Untersuchung zur Stellung des Haida als Na-Dene-Sprache", Unveränderte Neuausgabe aus INDIANA 10, Gedenkschrift Gerdt Kutscher. Teil 2 Berlin 1985. Mit einem Anhang: Die Na-Dene-Sprachen im Verhältnis zum Tibeto-Chinesischen (Bredstedt: Druckerei Lempfert) .
  10. Michael Dürr y Egon Renner, The History of the Na-Dene Controversy: A Sketch
  11. Ver Vajda 2010
  12. Ruhlen, Merritt (10 de noviembre de 1998). «El origen del Na-Dené». Proceedings of the National Academy of Sciences 95 (23): 13994-13996. Bibcode:1998PNAS...9513994R. ISSN 0027-8424. PMC 25007. PMID 9811914. doi:10.1073/pnas.95.23.13994. 
  13. Orlandi, Georg (1 de diciembre de 2021). degruyter.com/document/doi/10.1515/jlr-2021-193-409/html?lang=es «Una vez más sobre la historia y la validez del modelo de bifurcación chino-tibetano. Tibetan bifurcate model / Еще раз к вопросу об истории и степени обоснованности бинарной модели классификациии сино-тибетских языков». Journal of Language Relationship 19 (3-4): 263-292. ISSN 2219-4029. doi:10.1515/jlr-2021-193-409. 
  14. Caveney, Geoffrey (2014). «Sino-Tibetano ŋ- y Na-Dene *kw- / *gw- / *xw-: 1st Person Pronouns and Lexical Cognate Sets». Journal of Chinese Linguistics 42 (2): 461-487. JSTOR 24774894. 
  15. Bradley, David (24 de julio de 2023). «Ancient Connections of Sinitic». Languages (en inglés) 8 (3): 176. ISSN 2226-471X. doi:10.3390/languages8030176. 
  16. Wade, Nicholas (11 de julio de 2012). «Los primeros americanos llegaron en 3 oleadas, no 1, según un estudio de ADN». New York Times. Consultado el 18 de marzo de 2018. 
  17. «Centro para el Estudio de los Primeros Americanos». Anthropology. Universidad A&M de Texas. 15 de mayo de 2011. Archivado desde a=6Na el original el 20 de noviembre de 2016. 
  18. Ver Bleichsteiner 1930
  19. Ver Tailleur 1958 y Tailleur 1994
  20. Ver Starostin 1982, Starostin 1984, Starostin 1991, Starostin & Ruhlen 1994
  21. Ver Nikola(y)ev 1991
  22. Ver Bengtson 1994, Bengtson 1998, Bengtson 2008
  23. Ver Blažek & Bengtson 1995
  24. Ver Greenberg & Ruhlen, Greenberg & Ruhlen 1997
  25. Ver Ruhlen 1997, Ruhlen 1998a, Ruhlen 1998b
  26. Ver Reshetnikov & Starostin 1995a, Reshetnikov & Starostin 1995b, Dybo & Starostin
  27. Trask, R. L. (2000). El diccionario de lingüística histórica y comparada. Edinburgh: Edinburgh University Press. pág. 85
  28. Dalby, Andrew (1998). Dictionary of Languages. New York: Columbia University Press. pág. 434
  29. Sánchez-Mazas, Alicia; Blench, Roger; Ross, Malcolm D.; Peiros, Ilia; Lin, Marie (25 de julio de 2008). Past Human Migrations in East Asia: Matching Archaeology, Linguistics and Genetics (en inglés). Routledge. ISBN 9781134149629. 
  30. Cook, Eung-Do, and Keren D. Rice (1989). Athapaskan Linguistics. “Introduction.” Current Perspectives on a Language Family, pp. 1–61. Berlin: Mouton de Gruyter.
  31. Kenneth Katzner (1986) [1977]. The Languages of the World. Londres: Routledge, pp. 359-360. ISBN 0-7102-0861-8.
  32. Stephen Adolphe Wurm, Peter Mühlhäusler & Darrell T. Tryon (1996). Atlas of languages of intercultural communication in the Pacific, Asia and the Americas: Maps. Tomo II. Berlín: Walter de Gruyter, pp. 1138. ISBN 978-3-11013-417-9.
  33. Ethnologue report for language code: Tlingit
  34. Ethnologue report for language code: Haida, Northern
  35. Ethnologue report for language code: Haida, Southern
  36. Trombetti, Alfredo (1923) Elementi di glottologia: 486, 511. Bologna: Nicola Zanichelli.
  37. Fortescue, Michael D. (1998) Language relations across Bering Strait ISBN 0-304-70330-3
  38. Ruhlen, Merritt 1998, The origin of the Na-Dene
  39. Dene-Yeniseic Symposium
  40. «Language Log » The languages of the Caucasus». 
  41. a b Sicoli, Mark A. & Gary Holton (2014) Linguistic Phylogenies Support Back-Migration from Beringia to Asia; PLoS ONE 9(3): e91722. doi:10.1371/journal.pone.0091722.
  42. Petitot, 1876; y Legoff, 1889.
  43. M. Krauss, 1964, 1965.

Bibliografía[editar]

  • Michael E. Krauss (1964): "Proto-Athapaskan-Eyak and the Problem of Na-Dene: The Phonology", International Journal of American Linguistics, Vol. 30, No. 2 (Apr., 1964), pp. 118-131.
  • Michael E. Krauss (1965): Proto-Athapaskan-Eyak and the Problem of Na-Dene II: Morphology" International Journal of American Linguistics, Vol. 31, No. 1 (Jan., 1965), pp. 18-28.
  • Legoff, L. (1889): Grammaire de la Langue Montagnaise. Montreal.
  • Petitot, E. F. S. (1876): Dictionnaire de Langue Dene-Dindjie, Dialectes Montagnais ou Chippewyan, Peaux de Lievre.
  • Vajda, Edward (2008): A Siberian Link with Na-Dene Languages.

Enlaces externos[editar]