Disfemismo

Un disfemismo es una palabra o expresión deliberadamente despectiva o insultante que se emplea en lugar de otra más neutral. Puede usarse humorísticamente.

Características[editar]

El disfemismo es lo contrario del eufemismo.[1]​ Este fenómeno lingüístico también es conocido como cacofemismo, contraeufemismo y antieufemismo y recoge palabras o expresiones de carácter despectivo que denotan una realidad mucho más dura y desagradable que la que ya de por sí manifiesta el tabú lingüístico.

Un ejemplo de disfemismo es «espicharla» o «estirar la pata» por morir. El eufemismo equivalente sería «pasar a mejor vida». Precisamente porque los eufemismos suelen tratar de sexo y muerte, los disfemismos también lo hacen. Incluso una misma expresión puede ser eufemística y disfemística a la vez, dependiendo del contexto.

Ejemplos[editar]

  • Comida basura, chatarra: la comida rápida.
  • Caja tonta, o caja boba: el televisor.
  • Suela de zapato: plancha de cuero.
  • ¿Gustas cáncer?: al ofrecer un cigarrillo.
  • Está sembrando yuca, o criando malvas: está enterrado o muerto.
  • Matasanos: médico
  • Sacamuelas: Dentista
  • Cambiapiezas: Mecánico
  • Mataburros: diccionario.
  • Chupatintas: burócrata.
  • Picapleitos: abogado.
  • Árboles muertos: publicación impresa en papel, en contraposición a los medios digitales o los libros electrónicos.[2][3]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Real Academia Española. «Disfemismo». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). 
  2. País, El (18 de agosto de 2000). «PERIÓDICOS, ÁRBOLES MUERTOS». El País. ISSN 1134-6582. Consultado el 10 de febrero de 2024. 
  3. «La piratería acecha al sector editorial», La Razón, 12 de febrero de 2009

Enlaces externos[editar]