Concierto para orquesta (Bartók)

Bartók antes de 1945.


El Concierto para orquesta, Sz. 116, BB 123 es una pieza para orquesta sinfónica en cinco movimientos que fue escrita por el compositor húngaro Béla Bartók en 1943.[1]​ Es una de las obras más populares del compositor y quizá la más conocida de las obras que llevan el contradictorio título de Concierto para orquesta. Debe su nombre a que con frecuencia un instrumento (o un grupo de ellos) se opone, como solista, a la orquesta. Esto contrasta con la forma convencional del concierto, que cuenta con un instrumento solista y acompañamiento orquestal. Bartók, dijo que denominó a esta pieza concierto en lugar de sinfonía por la forma en que cada sección de instrumentos se trata de una manera solista y virtuosística.

Historia[editar]

La obra fue un encargo de la Fundación Koussevitzky dirigida por Serguéi Kusevitski. Bartók, que había dejado su país y se había trasladado a Nueva York en 1940, compuso el Concierto en 1943. El estreno se celebró el 1 de diciembre de 1944 en el Symphony Hall de Boston, interpretada por la Orquesta Sinfónica de Boston bajo la dirección de Serguéi Kusevitski y tuvo un éxito inmediato. Bartók revisó la pieza poco después alargando su último movimiento. El éxito de la pieza animó a Bartók, que recibió otros encargos, sin embargo no pudo disfrutarlo mucho tiempo ya que murió diez meses después del estreno.[1]

Instrumentación[editar]

La partitura está escrita para una orquesta sinfónica formada por 3 flautas (una de ellas también flautín), 3 oboes (un corno inglés), 3 clarinetes (un clarinete bajo), 3 fagotes (un contrafagot), 4 trompas, 3 trompetas, 3 trombones, tuba, timbales, bombo, caja, platillos, triángulo, tam-tam, 2 arpas y sección de cuerdas.

Estructura y análisis[editar]

La pieza consta de cinco movimientos:[2]

  • I. Introduzione. Andante non troppo – Allegro vivace 3
    4
  • II. Giuoco delle coppie. Allegretto scherzando 2
    4
  • III. Elegia. Andante non troppo 3
    4
  • IV. Intermezzo interrotto. Allegretto 2
    4
  • V. Finale. Pesante – Presto 2
    4

Estos cinco movimientos forman el siguiente arco: vivo-lento-moderato-moderato-vivo. El movimiento central, Elegia, va precedido y seguido de dos movimientos breves, a modo de scherzos, estos son de hecho interludios dentro del conjunto de la obra, que tiene una estructura esencialmente sinfónica. La obra combina elementos de música clásica occidental y música folclórica, especialmente húngara, y se aparta de la tonalidad tradicional, a menudo mediante el uso de modos tradicionales y escalas no convencionales. El propio Béla Bartók dio explicaciones sobre el nombre y el sentido de la obra. Por un lado, "el título de esta especie de sinfonía proviene de su tendencia a tratar los instrumentos de la orquesta de una manera concertante, casi como si fueran solistas", lo que es especialmente notoria en el segundo movimiento. Por otra parte, "la atmósfera general de la obra —aparte del juguetón segundo movimiento— representa una transición gradual de la austeridad del primer movimiento y el lúgubre canto de muerte del tercero, hasta la afirmación vital del último".

I. Introduzione. Andante non troppo – Allegro vivace[editar]

El primer movimiento comienza con una introducción lenta y misteriosa que parece preludiar muchas de las ideas que aparecerán después. La introducción da paso a un allegro con numerosos pasajes fugados. Está estructurado en forma sonata.

II. Giuoco delle coppie. Allegretto scherzando[editar]

El segundo movimiento consta de cinco secciones, en cada una de las cuales hay una pareja de instrumentos tocando juntos. En cada uno de estos pasajes el intervalo entre los dos instrumentos es diferente: una sexta entre los fagotes, una tercera entre los oboes, una séptima entre los clarinetes, una quinta entre las flautas y una segunda entre las trompetas con sordina. Después de un coral a cargo de la sección de metales, reaparece la música de las parejas.

III. Elegia. Andante non troppo[editar]

El tercer movimiento es otro movimiento lento, típico de la llamada música nocturna de Bartók. La apasionada sección central está basada en un tema de aire húngaro extraído del movimiento inicial.

IV. Intermezzo interrotto. Allegretto[editar]

El cuarto movimiento consta de una melodía que fluye con cambios de compás, mezclada con un tema que parodia la marcha de la Sinfonía n.º 7 "Leningrado" de Dmitri Shostakóvich.[3]​ El tema es interrumpido por los glissandi en los trombones y en las maderas.

V. Finale. Pesante – Presto[editar]

El quinto y último movimiento también responde a la forma sonata. Su música está caracterizada por su virtuosismo y la presencia del contrapunto, con secciones fugadas. Comienza con una brillante música con aires de danza, con interludios suaves a modo de contraste y pasajes fugados basados en un tema presentado por las trompetas.

Discografía selecta[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Cooper, David (1996). Bartók: Concerto for Orchestra. Cambridge University Press. pp. 22-23. ISBN 978-0-521-48505-0. 
  2. «Concerto for Orchestra, Sz.116 (Bartók, Béla)». IMSLP. Consultado el 26 de julio de 2023. 
  3. Griffiths, Paul (22 de febrero de 1999). «Music Review: A Peacetime Hearing of the Shostakovich 'Leningrad,' Forged in War». The New York Times. ISSN 0362-4331. 
  4. Clements, Andrew (8 de mayo de 2012). «Bartók: Concerto for Orchestra; Music for Strings, Percussion and Celesta – review». The Guardian. ISSN 0261-3077. 

Enlaces externos[editar]